# ELECCIONES 2019

Soria con Pichetto y Cristina, el mismo día

El Intendente de General Roca está en Buenos Aires. Se reunió con el Senador, y algunas horas después con la ex Presidenta. “Unidad para ganarle a Macri y Weretilneck”, el eslogan que como paraguas propone el candidato a Gobernador. También mantuvo un encuentro con Odarda. Soria obligado a abrir el Ejecutivo para contener a todos los sectores y alianzas.

08/06/2018
Río Negro

Soria con Pichetto, Odarda y Cristina, todo en un mismo día

Martín Soria recorre por estas horas en Buenos Aires las oficinas que albergan el amplio abanico ideológico del peronismo nacional. Bajo la consigna de “unidad con todos”, según explicó a En estos días el propio candidato a Gobernador de Río Negro, Soria se reunió este jueves con el Senador Miguel Pichetto y luego con la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Y por fuera de la estructura partidaria repitió un encuentro con la Senadora de RIO, Magdalena Odarda.

El Intendente de General Roca evitó definiciones sobre el correlato de esas reuniones con la conformación de la fórmula a Gobernador y vice, o el armado de las listas para legisladores provinciales, y Diputados y Senadores nacionales para las elecciones de 2019.

Se limitó, en cambio, a reiterar el eslogan que, en lo discursivo, lo ubica en la vereda de enfrente de las políticas nacionales y provinciales: “Unidad entre todos para ganarle a Macri y Weretilneck”.

Encuestas en mano, Soria está convencido que Cambiemos y Juntos trabajarán unidos en el proceso electoral del año próximo. Esa alianza tal vez no implique una fórmula compartida, teniendo en cuenta que lo que el Gobierno nacional prioriza es sumar socios en el Congreso. Y el partido que lidera Alberto Weretilneck bien podría ofrecer sus potenciales Diputados o Senadores a los planes macristas después de diciembre de 2019.

 

En ese contexto, el Intendente de Roca mantuvo este jueves una extensa reunión con el Senador Miguel Pichetto, con quien protagonizó en los últimos dos años una silenciada disputa, que tuvo su principal exposición en la tirantez de la convivencia en el bloque de legisladores del Frente para la Victoria.

La sospecha de colaboracionismo de Pichetto con Macri y de los legisladores pichettistas con Weretilneck (por ejemplo en torno al Plan Castello), alentaron el distanciamiento de Soria. No hablaban desde hace más de siete meses. Pero los volvió a reunir la necesidad de diálogo en torno al armado de las listas para 2019, y la preocupación por las definiciones del Congreso Nacional del Partido Justicialista que se desarrolla este viernes.

Hubo un buen tono. “Respeto”, fue la palabra que utilizaron dos fuentes para explicar el clima del encuentro. Horas más tarde, Pichetto a través de una radio de General Roca dijo que Martín Soria “es una figura con acreditada experiencia y que tiene un gran potencial electoral”. Y abrió la posibilidad de alianzas extra partidarias: Soria “tiene todo el derecho de delinear su política de alianzas”, planteó consultado por el acercamiento del Intendente de Roca con la Senadora Odarda.

“Seremos Gobierno si vamos unidos a las urnas y tenemos una visión de centro, que contemple al mundo empresario y que plantee el desarrollo de la Provincia”, arriesgó Pichetto.

 

Definiciones como “visión de centro” no forman parte hoy del discurso de Soria. Por el contrario, cada una de sus intervenciones de los últimos dos años estuvieron destinadas a tomar distancia del Gobierno de la alianza Cambiemos, dispensando algunos elogios a la gestión kirchnerista.

Precisamente, pocas horas después del cónclave con Pichetto, Soria se reunió con Cristina Fernández de Kirchner. Nada trascendió hasta el momento de los alcances del encuentro, más allá de algunas coincidencias en relación al impacto negativo del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). A ese análisis aportó el ex ministro de Economía Axel Kicillof, quien se sumó a último momento a la reunión.

 

“Unidad con todos”, se limitó a repetir Soria ante la consulta de este medio sobre los acuerdos que pudiesen haber surgido del encuentro.

Pero el “súper jueves” de Soria no terminó allí. Finalmente repitió lo que ya es un clásico de la construcción de la propuesta electoral del 2019: una reunión con Magdalena Odarda, cuyo nombre suena como posible candidata a vicegobernadora. Ese potencial acuerdo aún es lejano. En el Justicialismo admiten que la sumatoria de los entre 10 y 15 puntos que hoy puede ofrecer Odarda no es lineal. Y que entre los votantes de la Senadora hay elementos reactivos a cualquier cosa que suene a peronismo.

 

Más allá de estas consideraciones, el candidato a Gobernador del PJ-Frente para la Victoria hará una evaluación más amplia de los resultados de su paso por Buenos Aires una vez finalizado el Congreso del PJ.