Cader, primera Defensora del Pueblo de Viedma

Finalmente el Concejo Deliberante definió la designación. Habló con En estos días: “Las políticas de Estado no funcionan si no se respeta al ciudadano”.

22/06/2018
Viedma

 

Nora Cader fue designada primera Defensora del Pueblo en la ciudad de Viedma. Luego de muchos meses de discusión, finalmente en la sesión del Concejo Deliberante del pasado jueves, consiguió tres votos de los integrantes de los bloques UCR-Cambiemos y dos del Frente para la Victoria, logrando de esa forma la mayoría especial que se necesitaba para alcanzar el puesto.

En entrevista con En estos días aseguró que fue “sorpresiva” la definición, de la cual se enteró por los medios de comunicación. “No sabía si se iba a dar o no, me inscribí,  cumplí con los requisitos y  esperaba que se reconociera mi recorrido”, dijo.

Cader es una antigua militante del Partido Justicialista, pero llamativamente fue en la bancada de esa fuerza política del Concejo donde más resistencia encontró. Finalmente, el bloque votó dividido (Evelyn Rousiot y Diego Santos apoyaron a otra militante) y consiguió el aval de otros bloques.

En estos días: ¿Cómo se sintió ante esa situación?

Nora Cader: Yo valoro a aquella persona que se sentó a analizar quien es Nora Cader. No me puedo detener en personas que pueden ser muy pequeñas. Creo en la construcción, más allá de los matices.

La flamante Defensora del Pueblo está retirada de la Policía de Río Negro y trabajó en la Oficina de Asuntos Tutelares -actualmente Comisaría de la Familia-. Además colaboró y colabora actualmente con varias mutuales, entre ellas la de la Policía.

En estos días: ¿Cuál es su postura sobre el fallo que permite a la Policía detener a menores de edad en la vía pública, aún cuando no estén en situación de flagrancia?

Nora Cader: Voy a trabajar con el respeto que cada institución y persona de Viedma merece. No estoy de acuerdo con la violencia. Las políticas de Estado no funcionan si nosotros no respetamos al ciudadano. No voy a actuar como Policía sino como mediadora. 

Uno de los requisitos que exige la ordenanza que crea la figura del Defensor del Pueblo es la renuncia a toda afiliación partidaria política. Fue precisamente, el año pasado, su pertenencia al PJ la que le valió un intento de impugnación por parte de otra de las candidatas.

“Militar es trabajar, es compromiso, siempre estás militando. Acá voy a estar trabajando con toda la comunidad. Voy a estar aportando, tratando de acercar al ciudadano con los funcionarios”, respondió Cader sobre la renuncia que deberá presentar al partido.

“Mi compromiso va a ser siempre con la gente. Lo voy a hacer como siempre, pero no desde un partido político sino desde la Defensoría”, concluyó.