El Concejo autorizó deuda por 60 millones para obra pública

Tal como se preveía, por unanimidad el Concejo Municipal aprobó este martes el proyecto que autoriza al intendente Foulkes a contraer deuda bancaria hasta 60 millones de pesos para obras de pavimento en la capital provincial.

10/07/2018
Viedma

 

 

Con el voto afirmativo de todos los bloques el Deliberante aprobó el proyecto del intendente José Luis Foulkes que permitirá a la comuna gestionar créditos bancarios por un monto máximo de 60 millones de pesos destinados a la reparación y pavimento de calzadas en Viedma.

Los concejales cerraron así la disputa por la financiación de la obra pública que comenzó con el rechazo del cuerpo a asumir la deuda en dólares incluida en el Plan Castello, y que incluyó graves denuncias cruzadas y agresiones físicas protagonizadas por representantes de la UOCRA durante la sesión del 22 de mayo. 

El proyecto aprobado autorizara al Ejecutivo local a tramitar ante bancos locales los fondos para concretar las obras. Los detalles de la operación (monto final, entidad financiera y tasa cediticia) serán definidos por una comisión mixta, integrada por el Ejecutivo y el Deliberante.

El debate por el proyecto sobre tablas fue breve, pero no excluyó los reproches mutuos por aquella violenta sesión en la escuela secundaria de Formación Agraria de El Juncal, donde a pesar de los reclamos de los concejales de Cambiemos y la UCR y de la fuerte presión de la UOCRA, el endeudamiento por 1.3 millones de dólares incluido en el Castello resultó rechazado por mayoría.  

 

 

“La realidad económica del país nos dio la razón”, dijo la presidenta del Bloque del FpV,  Evelyn Rousiot, una de las principales opositoras al plan Castello y luego explicó que por el aumento en el precio del dólar, de haberse aprobado el préstamo “solo de capital, la diferencia, sería de más 12 millones de pesos extra que estaríamos debiendo, sin tener una cuadra de asfalto”. Y sobre ese argumento, resaltó que el rechazo al Plan Castello “no fue un capricho”.

A esas afirmaciones, la concejala de la UCR, Genoveva Molinari respondió que “en la comisión evaluadora estarán los presidentes de bloques y el secretario de hacienda, entre otros integrantes para realizar el análisis técnico. Ahí va a poder saber la Concejal Rousiot si el plan Castello era bueno o no”.  

Molinari recordó también que en aquella sesión del 22 de mayo Cambiemos optó por retirar el proyecto ante el rechazo mayoritario, con la intención de evitar “que se profundizara el debate”.

De acordar el financiamiento por el total del monto requerido, Viedma estaría asumiendo una obligación por 60 millones de pesos a una tasa de interés que podría superar el 30%, muy por encima del 7% prevista en el Plan Castello.

 

Damián Miller, secretario General de la UOCRA seccional Viedma

Sin la presencia de afiliados a la UOCRA, quienes en la sesión de mayo en la que se debatió Plan Castello, amedrentaron y agredieron físicamente a los concejales que se oponían al plan de obras públicas del Gobierno Provincial, el tratamiento del proyecto que autoriza el crédito bancario fue breve y no hubo desacuerdos.

El secretario General de la seccional local de UOCRA, Damián Miller, explicó que el gremio no consideró necesario participar de la sesión de este martes “ya que teníamos información de que iba a salir todo bien y que saldría el financiamiento para las obras”.

En aquella oportunidad el dirigente había dicho que el rechazo al Castello ponía en riesgo unos 40 puestos de trabajo, además de “una mejora en la calidad de vida para los que vivimos en  Viedma”.