# ELECCIONES 2019

Y un día Juntos Somos Río Negro abandonó el discurso provincialista

Era cuestión de tiempo. La promocionada independencia del oficialismo rionegrino en relación a los partidos nacionales fue un globo de ensayo para las elecciones legislativas de 2017. Y terminó en rotundo fracaso. Ahora se admite un vínculo con el Peronismo Federal de Pichetto y Urtubey. Postergan definición de candidaturas.

11/07/2018
Río Negro

Se reunió la Mesa Provincial de Juntos Somos Río Negro

Finalmente, Juntos Somos Río Negro definió abrir las puertas a una alianza nacional. Si esa opción se da, será con el Peronismo Federal, que lideran el Senador nacional Miguel Pichetto, y los gobernadores, entre ellos Juan Manuel Urtubey.

La pretendida propuesta provincialista del partido que lidera Alberto Weretilneck no duró mucho. Luego de apoyar en 2015 al candidato del Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, y ganar holgadamente la Provincia, intentó construir una fuerza provincial, ajena a los vaivenes de los partidos nacionales. Con esa propuesta fue a las legislativas de 2017, y el fracaso fue rotundo: perdió las PASO y retiró los candidatos.

Desde entonces, Alberto Weretilneck y Pedro Pesatti insisten en que Juntos Somos Río Negro marchará solo a las elecciones de 2019, gastando centenares de horas de aire radial y kilómetros de tinta de diarios con discursos sobre la importancia de regionalizar la propuesta y dar un tinte netamente rionegrino a la oferta electoral del año próximo.

Pero los números mandan y el pragmatismo pudo más. Ahora la Mesa Provincial de Juntos Somos Río Negro confirmó el acercamiento al Peronismo Federal, que desde el Congreso favoreció la aprobación de las leyes pretendidas por el Gobierno de la alianza Cambiemos.

Urtubey, agasajado por Weretilneck en Bariloche (foto Prensa Provincia)

 

“Juntos (Somos Río Negro) siempre va a analizar las distintas propuestas nacionales y vamos a elegir aquella que más le convenga a los rionegrinos”, dijo el Ministro de Gobierno y vocero de la reunión, Luis Di Giácomo, en Radio Nacional Viedma.

Evaluó que “ya no estamos en ese enfrentamiento entre el macrismo y el kirchnerismo”, y aclaró: “Hoy estamos en una recomposición de de un peronismo federal”.

Con esa liviandad el ministro intentó explicar los vaivenes del partido que, en las encuestas, aún no encontró un candidato capaz de disputar con posibilidades la elección del año próximo.

Nota relacionadaPichetto y Weretilneck, sociedad consolidada

Cuando este diario informó sobre la consolidación de la alianza entre Weretilneck y Pichetto, y la intervención de este último en la organización del desembarco de Urtubey en Bariloche, muchas voces se alzaron desmintiendo la noticia. Sólo diez días después ese vínculo quedó confirmado: por un lado con lo dicho al término de la reunión de la Mesa Provincial de Juntos; y en segundo punto por la participación de Juan Manuel Pichetto en el cónclave Weretilneck-Pesatti del pasado sábado.

 

Era, una vez más, cuestión de tiempo.

El acercamiento con las figuras nacionales del Peronismo Federal tendrá una consecuencia directa en la Provincia. La posibilidad de que se construya una candidatura al margen de la ya instalada de Martín Soria.

Es decir, la estrategia de dividir por tres la elección, formato que favorece los intereses de Cambiemos.

Una estrategia ligada a los partidos nacionales podría implicar también compartir la fecha de las elecciones con las que fije el Gobierno central, es decir en octubre próximo. Por ese motivo, Weretilneck planteó en la reunión de Juntos una postergación en la resolución sobre las candidaturas, hasta el mes de septiembre.