Macri ya firmó el decreto para “reestructurar” las Fuerzas Armadas

Le otorga un rol en la seguridad interior, bajo la figura de “integración operativa de sus funciones de apoyo logístico con las fuerzas de seguridad”. Se multiplican las voces de rechazo.

24/07/2018
Nacional

 

El presidente Mauricio Macri firmó este martes el decreto 638/2018 que reestructura las Fuerzas Armadas y oficializó de esta manera los anuncios que hizo durante la mañana del lunes en Campo de Mayo.

El texto publicado en el Boletín Oficial y suscripto por el Presidente, el jefe de Gabinete Marcos Peña, y el ministro de Defensa Oscar Aguad, sustituye el artículo 1° del decreto 727 estableciendo que las Fuerzas Armadas en el caso de las misiones establecidas en la Ley de Seguridad Interior, el Ministerio de Defensa “considerará como criterio para las previsiones estratégicas la organización, el equipamiento, la doctrina y el adiestramiento de las Fuerzas Armadas, a la integración operativa de sus funciones de apoyo logístico con las fuerzas de seguridad”.

Asimismo, establece que tanto el Ejército, como la Armada y la Fuerza Aérea “conforman el Instrumento Militar de la Defensa Nacional, el cual deberá concebirse como una única instancia integradora de las formas y modalidades de acción propias de cada una de esas fuerzas”.

De esta manera se modifica el decreto 727/06 emitido durante el gobierno de Néstor Kirchner, y se deroga el decreto 1691 de noviembre de 2006.

La misión primaria del Instrumento Militar “consiste en asegurar la defensa nacional ante situaciones de agresión externa”, sostiene el texto oficial. En ese marco, el Sistema de Defensa Nacional ejercerá la custodia de las fronteras, aguas jurisdiccionales de la Nación y custodia de objetivos estratégicos.

Macri encabezó el lunes un acto en Campo de Mayo, desde donde anunció la puesta en marcha de la reforma del Sistema de Defensa Nacional, donde las Fuerzas Armadas cumplirán un nuevo rol, haciendo énfasis en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

 

“Es importante que puedan colaborar con la seguridad interior”, anunció el primer mandatario, habilitando que los militares puedan intervenir en el futuro en un área que hasta ahora les está vedada.

El jefe de Estado señaló que los miembros de las Fuerzas Armadas actuarán como “apoyo logístico en la zona de fronteras”, así como ante “eventos de carácter estratégico”.

El decreto incluye párrafos que abren la puerta a una actuación interna de las Fuerzas Armadas. Dice, por ejemplo, que “este tipo de agresiones no solo son de carácter estatal militar, sino que en ocasiones se manifiestan de otras formas que, sin dejar de tener su origen en el exterior, se desarrollan en nuestro territorio y/o tienen efectos en él, afectando intereses que la Defensa Nacional puede y debe contribuir a preservar”.

La medida despertó inmediatas críticas. El bloque de legisladores del Frente para la Victoria en Río Negro “rechazó” la decisión del presidente de brindar facultades a las Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad interior.

“La disposición de Mauricio Macri, anunciada en las últimas horas, cosechó el repudio y rechazo de organizaciones sociales, organismos de Derechos Humanos y de gran parte del ámbito político”, dijeron los parlamentarios, y cuestionaron que “involucrar a las Fuerzas Armadas en la seguridad interna es una medid ilegal y peligrosa que puede poner en riesgo la democracia”.

“En un contexto actual de ajuste, agudización de la pobreza, más endeudamiento y retorno al FMI, plantear una reforma al sistema de seguridad nacional, cuando no existe un conflicto que lo requiera, es ni más ni menos que ser servil y obsecuente con las políticas neoliberales que imponen países como Estado Unidos”, plantearon.

Los legisladores del FpV advirtieron que “una de las fuerzas integrantes de las FFAA, todavía adeuda certeras explicaciones y respuestas, no solo a las familias de los tripulantes del ARA San Juan sino al pueblo argentino. Ante tanta irresponsabilidad, se hace más repudiable y preocupante brindar facultad a quienes deben respuestas”.

En tanto, los senadores del bloque FpV-PJ expresaron que “desde 1983 es una política de Estado separar la defensa nacional de la seguridad interior. Involucrar a las FFAA en asuntos internos es ilegal”.

Agregaron que “entrometer a las FFAA en seguridad interior exige la modificación de tres leyes piramidales de la democracia argentina: Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia. Sin ello sería ilegal. Por lo tanto, la medida anunciada debe ser debatida por el Congreso de la Nación”.

Y concluyeron: “Casualmente, cuando recrudece la crisis social por el ajuste y el pacto con el FMI, Mauricio Macri apela a la demagogia punitiva y profundiza la degradación de la democracia y del Estado de Derecho”.