Críticas a la insistencia de Macri en instalar una planta nuclear en Río Negro

Las declaraciones del Presidente sobre la continuidad del proyecto de construcción de una planta en Río Negro, volvieron a encender las alarmas.

26/07/2018
Viedma

 

“Nosotros sabemos que tenemos que defender la Ley antinuclear, cada día”, aseguró Fabiana Vega, una de las integrantes del Movimiento Antinuclear Rionegrino (MAR) que se gestó hace un año, cuando se conocieron los primeros anuncios sobre la posible instalación de una Central Nuclear en la Provincia.

Esa norma que prohíbe la construcción de una planta de esas características en tierras rionegrinas, fue aprobada por la Legislatura en el contexto del estrepitoso fracaso electoral del oficialista Juntos Somos Río Negro, en los comicios de 2017. Esa fuerza liderada por Alberto Weretilneck había impulsado el acuerdo con Macri para la construcción de la planta nuclear en la Zona Atlántica.

La legalidad de la Ley está siendo analizada por el Superior Tribunal de Justicia (STJ), ante una reclamo de inconstitucionalidad que presentara oportunamente el intendente sierragrandense Nelson Iribarren.

Para los vecinos que se oponen a la producción de energía nuclear en la región, la alarma se encendió nuevamente luego de que en su última visita a la ciudad de San Carlos de Bariloche, el pasado viernes, el presidente Mauricio Macri asegurara que el proyecto de capitales chinos aún no ha muerto.

Pero además, esas expresiones se dieron en consonancia con la formación del Movimiento Antinuclear de la República Argentina, donde están representadas las provincias de Río Negro, La Rioja, Mendoza, Chubut, Buenos Aires, y Córdonba, entre otras, y que hizo su presentación oficial el último fin de semana en la localidad de Zárate.

 

Fabiana Vega repudió los dichos de Macri: “Es una falta de respeto -dijo-, parece que no estuviéramos en una democracia real, no hay límites que (los dirigentes políticos) respeten y no sé bien cuáles son los intereses que representan”, planteó. Resaltó, en diálogo con En estos días, la importancia de que se juntaran vecinos de diferentes provincias del país que luchan para evitar que se continúe con este método de producción energética.

“Fue un hecho histórico, donde nos reunimos los asambleístas y también estuvieron expertos que hace mucho vienen denunciando el peligro que representa la producción de energía nuclear”, señaló. Puntualmente, sobre la situación de Río Negro se habló de la Ley provincial y su judicialización, pero también sobre otro de los costados menos visible, la extracción de uranio del Bajo Santa Rosa.

Fabiana Vega aprovechó la conformación de este movimiento federal, para resaltar que los vecinos que rechazan la planta nuclear en Río Negro se mantienen en “asamblea permanente”, y que para visibilizar la situación, el próximo mes se realizarán actividades artísticas y públicas en coincidencia con el primer aniversario de la “histórica marcha que concentró a miles de vecinos en Viedma”.