Repudio en Bariloche a la intervención de los militares en seguridad interior

Como en el resto del país, organizaciones políticas, gremiales y vecinales se concentraron este jueves en el Centro Cívico para repudiar el Decreto 683 de reforma del Sistema de Defensa Nacional promulgado por Mauricio Macri.

26/07/2018
Bariloche

(Fotografía Alejandra Bartoliche - Patagonia FotoPress)

 

Coincidiendo con la movilización en Buenos Aires y otras ciudades del país, en Bariloche referentes sociales, sindicales, políticos y de Derechos Humanos se convocaron en la Plaza de los Pañuelos bajo la consigna "Fuerzas Armadas represivas ¡Nunca más!".

Los organizadores estimaron en 600 el número de personas que participaron de la concentración para repudiar el Decreto del presidente Mauricio Macri, con el que les impuso a las Fuerzas Armadas tareas de seguridad interior, en abierta violación de las leyes de Defensa y Seguridad.

“Cuando decíamos que Macri era la Dictadura nos decían que exagerábamos; y ahora, acá estamos”, dijo la abogada y militante social Marina Schifrin, una de los múltiples oradores que se turnaron al micrófono.

Schifrin anunció además el inicio de una campaña de recolección de 1 millón de firmas para pedir el juicio político a Mauricio Macri.

El referente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Rubén Marigo, evaluó que el decreto presidencial “es un gravísimo retroceso para la vida democrática”, pero destacó “el nivel de conciencia y movilización social que se muestra cada vez que se pretende avanzar sobre conquistas políticas y sociales fundamentales para la Argentina”, y recordó el repudio contundente que se expresó cuando se pretendió imponer el 2 por 1 para condenados por crímenes de lesa humanidad.

 

(Fotografía Alejandra Bartoliche - Patagonia FotoPress)

 

Los diferentes documentos que se leyeron durante el acto coincidieron en que “son excusas la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo: este Decreto está dirigido a la persecución de dirigentes y la represión de la militancia social que se opone a este gobierno”.

“Quizá los nuevos enemigos sean”, se afirmó, “los pueblos originarios, los trabajadores las mujeres, los jubilados y todos aquellos que expresen su descontento con las políticas de este gobierno”.

 

(Fotografía Alejandra Bartoliche - Patagonia FotoPress)

 

“Tienen una hipótesis represiva”, señaló la concejal Ana Marks, “saben bien que este modelo no cierra sin represión, y más aún después del acuerdo con el Fondo Monetario; la movilización popular y la unidad son las herramientas que nos quedan para decirles que no queremos volver al pasado”.

“Es tiempo de poner fin al atropello de las instituciones, es tiempo de convicciones profundas, de defender la democracia, el derecho de los pueblos y de las personas a expresarse, es tiempo de ejercer el derecho a ser libres y soberanos: Nunca Más”, concluyó la lectura del último documento.