Uthgra pide apelar la conciliación obligatoria

El gremio de trabajadores hoteleros y gastronómicos rechazó la medida tomada por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Mantiene sus reclamos por aumento salarial.

29/07/2018
Bariloche

Protesta de trabajadores de Uthgra

Las autoridades del sindicato Hotelero Gastronómico (Uthgra) de Bariloche pidieron a la conducción nacional, en la persona de su secretario general José Luis Barrionuevo, la apelación de la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación el pasado viernes.

Esa medida tomada por el organismo nacional impone 15 días de cese de los reclamos gremiales.

El sindicato llevó adelante, durante dos fines de semanas seguidos, protestas en las rutas que van al Aeropuerto y al cerro Catedral, en demanda del achicamiento de los plazos del aumento salarial, acordado en paritaria nacional.

El titular de la Uthgra Bariloche, Nelson Rasini, planteó que la conciliación es “absolutamente arbitraria”, y que ”fue dictada fuera de contexto, en lo que hace a la aplicación de la norma”.

Reclamo en las rutas

Argumentó que la normativa que rige la figura de la conciliación obligatoria “tiene la finalidad de evitar que se realicen paros o retenciones de tareas”, y explicó que “en el hecho concreto de Bariloche, nunca se realizaron”.

“Y es mucho más grave aún -dijo-, cuando lo que se pretende es sacar el reclamo de los trabajadores de la calle, por parte del Gobierno nacional”.

En ese sentido, la filial Bariloche del gremio requirió a la conducción nacional la apelación a la medida que fuera aceptada el pasado viernes 27 de julio, “con la única y excluyente finalidad de que no se distraiga la atención del conflicto”.

Para Rasini la decisión del Ministerio de Trabajo nacional busca que “la comunidad estuviera hablando de la multa que se le aplicaría al gremio, por el solo hecho de defender sus derechos. Algo similar a lo que vivió el gremio de  los compañeros camioneros”, indicó.

El titular del gremio dijo -a través de una gacetilla de prensa- que “la conciliación en sí misma, tiene la principal voluntad de acercar a las partes para una solución concertada; y en este caso no es la voluntad que tiene el sector empresario, porque de ser así, hubiera aprovechado la oportunidad que el propio gobernador de la Provincia brindó el pasado viernes 27 de julio” cuando “mientras se realizaba la protesta en la calle, el secretario de Estado de Trabajo, Lucas Pica, había sentado en una mesa de diálogo a las partes para buscar soluciones”.

Sin embargo, “los empresarios ya estaban gestionando la conciliación obligatoria en estrados nacionales a espaldas del gobierno provincial y nada dijeron al Secretario de Trabajo rionegrino. Por eso insistimos en que los empresarios son unitarios para repartir y federales para recaudar”, cuestionó Rasini.

Finalmente, explicó que el pedido empresarial de conciliación obligatoria “tiene la finalidad de ganar tiempo y esperar que pase lo más nutrido de esta temporada invernal, para volver a negarse a acordar salarios dignos para sus empleados y mantener así, a una gran cantidad de trabajadores de nuestra actividad, por debajo de la línea de la pobreza. Esto incluiría especialmente a peones y a auxiliares, y de no remediarse esta injusticia, también nuestras mucamas estarían incluidas en ese segmento, pese a que todos ellos trabajan dignamente”.

“Este accionar empresarial, contrasta en los hechos, con el compromiso asumido por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, de alcanzar un nivel de pobreza cero”, cerró el sindicalista.