# ELECCIONES 2019

¿Y si la “fanática de Cristina” es la Provincia?

Weretilneck chicaneó a su vice llamándolo "fanático de Cristina". Los datos de una encuesta de junio muestran que un 43 por ciento de los rionegrinos votaría un candidato a Gobernador apoyado por Cristina Fernández, contra apenas un 27,4 avalado por Macri. Juntos Somos Río Negro cambia su estrategia electoral: ¿Zgaib, el Barbeito de Weretilneck?

30/07/2018
Río Negro
Santiago Rey

Cristina y Weretilneck... otros tiempos

El Gobernador Alberto Weretilneck pretendió desmerecer a su vice, Pedro Pesatti, calificándolo como “fanático de Cristina”, lo cual, interpretó, lo aleja del sentimiento y proyecto provincialista que pretende encarnar Juntos Somos Río Negro (JSRN). Abjuró discursivamente, de esa forma, de sus propias declaraciones en tiempos de mandato de la ex Presidenta, cuando todo era elogios para la figura de la primera mandataria.

Ahora, cargó contra Pesatti, a través de dichos al diario Río Negro, en las que volvió a dejar en claro que acompañará el ajuste previsto en el Presupuesto 2019 por el gobierno de Mauricio Macri.

Pesatti junto a Néstor Kirchner

El fin de semana, Pesatti dejó en claro a sus allegados que, palabras más palabras menos, “no toma como un insulto” la calificación de Weretilneck, y aunque aclaró que “no es un fanático de nada”, confió a sus íntimos que tiene “ideas que también comparte Cristina. Son las ideas que siempre tuve”, les dijo a sus colaboradores en reuniones acotadas.

Los caminos de Weretilneck y Pesatti se bifurcan, de cara a las definiciones electorales. Pero además, la inminente discusión en el Congreso nacional del ajustado Presupuesto, que involucra un fuerte recorte de transferencias a las Provincias, promete distanciarlos aún más.

El posicionamiento de Pesatti, en todo caso, parece ir en sintonía con lo que expresa una reciente encuesta cuyas copias se distribuyen en los escritorios de los funcionarios provinciales y dirigentes de Juntos Somos Río Negro.

Weretilneck y Pesatti, cada vez más lejos

Ese trabajo realizado durante el mes de junio y sobre 1200 casos, muestra que, si las elecciones fuesen hoy, un candidato apoyado por Cristina Fernández lograría el 43 por ciento de los votos; contra un 27,4 de un candidato apoyado por Mauricio Macri; y un 14,3 por Alberto Weretilneck.

En esa misma línea, ante la consulta sobre qué posicionamiento debe tener el próximo Gobernador de Río Negro, un 49 por ciento dijo que debe ser “un opositor a Macri”, mientras que un 28,5 respondió “alguien cercano a Macri”. El porcentaje de rechazo a la gestión nacional se profundizó en los últimos dos meses, ya que ante la misma pregunta durante el mes de abril, la opción “opositora” cosechó un 43,4 por ciento, y la de “alguien cercano” un 33,2.

La localidad donde el rechazo a las políticas nacionales de la alianza Cambiemos es más marcado es Bariloche: un 53 por ciento prefiere que el próximo Gobernador sea un “opositor a Macri” y apenas un 30,4 alguien “cercano”. General Roca muestra la misma tendencia: 52 por ciento y 25,5 respectivamente.

La capital provincial también sostiene esa mirada crítica. Los datos en Viedma muestran que prefieren un Gobernador “opositor a Macri” en un 48,9 por ciento, y a un mandatario “cercano” al Presidente en un 26,5.

Los vecinos de Cipolletti -la ciudad gobernada por el dirigente de Cambiemos, Aníbal Tortoriello- fueron los únicos de las encuestados que muestran mayor simpatía por el Gobierno nacional: un 38,4 por ciento votaría por alguien “cercano” a Macri, mientras que un 35,1 lo haría por un “opositor”.

El trabajo -realizado por una consultora porteña- otorga al Intendente de General Roca, Martín Soria, el mayor porcentaje de “evaluación positiva” (buena y muy buena), con picos del 66 por ciento en su ciudad, 49,5 en Bariloche, y casi 15 puntos menos en Cipolletti (35,6) y Viedma (36,6 por ciento). El ítem “resto de la Provincia”, aunque sin discriminar por ciudades, le da a Soria un 52 por ciento de “evaluación positiva”.

 

El Gobernador Weretilneck muestra los mejores índices en Bariloche (45,8 por ciento), Cipolletti (45,4) y cae al 38,3 por ciento de “evaluación positiva” en Roca, y al 36,4 en Viedma. En el resto de la Provincia llega al 49,9.

El mandatario sigue siendo el mejor posicionado de Juntos Somos Río Negro, pero no puede ser candidato. La medición incluyó a los dos nombres hoy en la línea de largada interna para alcanzar la postulación a Gobernador en 2019: Pesatti y el ministro de Salud, Fabián Zgaib.

El vicegobernador tiene su pico de “evaluación positiva” en su ciudad, Viedma, con un 46,2 por ciento; pero cae al 21,2 en Bariloche. Alcanza el 26,6 por ciento en General Roca, el 29,3 en Cipolletti, y un 29,8 en el resto de la Provincia.

Para Zgaib cualquier candidatura será más cuesta arriba. Los números muestran que las calificaciones de “buena y muy buena” suman un techo de 24,3 por ciento en Viedma, pero cae al 13,5 en Bariloche; un 17 en el resto de la Provincia; un 23,5 en General Roca y un 22,8 en Cipolletti.

En el sondeo general -que también incluyó a Silvina García Larraburu, Sergio Wisky y Miguel Pichetto-, el tercer lugar de las preferencias -detrás de Soria y Weretilneck-, siempre según este trabajo, lo ocupa la Senadora Magdalena Odarda con calificaciones positivas que van de 38,8 por ciento al 48,3.

 

Estrategia

 

Tal como publicó En estos días el pasado domingo 22 de junio, la cúpula del partido oficialista resolvió modificar su estrategia de campaña y, decidido a mostrar gestión, sacar la tropa de funcionarios a la calle. La idea del oficialismo es “visibilizar actividad de Gobierno” en el inicio de la campaña.

Zgaib, albertismo puro

El primero en hacerlo fue el ministro de Salud, Fabián Zgaib, quien encabezó en Bariloche actos institucionales y partidarios. Previamente, Weretilneck había dejado encargado a un grupo de legisladores de la ciudad andina que coordinen y publiciten esas actividades. Toda una señal.

Durante una reunión cerrada, el puñado de parlamentarios definieron la estrategia, que luego consolidaron vía mensajes a los grupos de whatsapp y a través de las redes sociales.

Según una gacetilla de prensa de Juntos Somos Río Negro, el ministro “compartió los diferentes avances y logros en materia de Salud Pública en Río Negro, ante una sala llena con más de 250 invitados, militancia de JSRN, vecinos y referentes vecinales”.

Durante la actividad,” el funcionario del gabinete de Alberto Weretilneck, dejó en claro el impulso que la Salud Pública tiene desde el Gobierno Provincial”, y, siempre según la gacetilla de prensa, realizó anuncios que “fueron celebrados por todos los presentes, quienes encontraron en dichos proyectos una fuerte respuesta a diferentes demandas de la actualidad”.

Nada dice la información transmitida desde Juntos Somos Río Negro que el escaso carisma del ministro echópor tierra cualquier entusiasmo acordado con antelación. Durante una entrevista radial, la periodista Roxana Arazi debió sacarle con tirabuzón su intención de aspirar a la Gobernación: “Me gustaría ser candidato”, dijo ante la insistencia periodística.

La decisión del Gobernador de intentar instalar al ministro Zgaib, como candidato parece no tener marcha atrás. Testigo ¿involuntario? del mandato albertista a favor del ministro fue un encumbrado dirigente de un gremio estatal, que en los últimos meses visita asiduamente los despachos de la Casa de Gobierno. “Mi candidato es Zgaib”, escuchó decir el sindicalista al mandatario en una de esas reuniones.

Saiz y la fórmula 2011: Barbeito-Arriaga

Weretilneck demuestra la misma tozudez que se le vio al ex Gobernador Miguel Saiz, cuando en 2011, a pesar de todas las encuestas y de la crisis interna en el radicalismo desatada por su decisión, resolvió impulsar como candidato al por entonces ministro de Educación, César Barbeito.

Barbeito salió segundo, a más de 11 puntos de Carlos Soria, quebrando una hegemonía radical de 28 años. Puertas adentro de Juntos Somos Río Negro se habla de esa elección como una premonición.