# ¿QUIÉN MATÓ A DANIEL SOLANO?

Condenaron a prisión perpetua a los siete policías por el asesinato de Daniel Solano

La Justicia encontró culpables a siete efectivos de la Policía de Río Negro por la muerte del joven salteño. Para el Tribunal, “las coartadas” de la defensa de los imputados no hicieron más que “confirmar la responsabilidad” de uniformados. Otras causas paralelas analizarán la complicidad judicial, empresarial y gubernamental.

01/08/2018
General Roca

Los siete policías condenados (foto archivo Gustavo Figueroa)

Luego de más de seis años transcurridos desde la desaparición del joven salteño, los jueces del Tribunal Penal de General -integrado por Roca María Evelina García Balduini, Oscar Gatti y Gastón Martín-, condenaron a prisión perpetua a los siete policías imputados en el caso, bajo la figura de “homicidio agravado por alevosía”. Los condenados son Sandro Berthe, Pablo Bender, Héctor Martínez, Juan Barrera, Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Quidel y Diego Cuello.

El fallo avala lo planteado por la querella y la fiscalía, quen habían pedido prisión perpetua por la desaparición y asesinato de Solano. En tanto, los abogados defensores de los policías reclamaron la absolución.

Para la Justicia, los policías acusados sacaron del boliche Macuba -en Choele Choel- a Daniel Solano, lo golpearon salvajemente, lo subieron a un patrullero y en vez de llevarlo hacia la Comisaría de esa localidad, salieron rumbo a la Isla 92, escoltados por un Duna rojo de otro de los policías intervinientes e involucrados en el caso.

En circunstancias que se desconocen, lo asesinaron.

En General Roca, desde las 10 de la mañana, y frente a un auditorio colmado, fue leída la sentencia, término del juicio oral que comenzó el 20 de febrero y se extendió a un ritmo de dos audiencias semanales hasta los alegatos finales enunciados entre el 3 y el 5 de julio.

Festejos al momento de la sentencia

Organizaciones sociales, políticas y de Derechos Humanos ocuparon la sala para seguir la lectura de la decisión del Tribunal. Desde Tartagal llegaron también para la sentencia una tía, un primo y una prima de Daniel Solano, quienes se ubicaron en la primera fila junto a las Abuelas de Plaza de Mayo Inés Ragni y Lolín Rigoni. 

Gualberto Solano, padre de Daniel, falleció el 3 de abril. Fue quien empujó hasta último momento para que la causa por la desaparición de su hijo llegara hasta la instancia oral que hoy finalizó con la condena a cadena perpetua de los policías implicados.

Daniel Solano tenía 24 años, era oriundo de Tartagal (Salta), y en noviembre del 2011 desapareció en Choele Choel, a donde había llegado para trabajar como peón temporario en la cosecha de manzanas. Desde entonces no hubo datos concretos sobre el destino de su cuerpo, aunque las pesquisas condujeron la investigación hasta un jagüel de la estancia La Manuela, donde se cree fue arrojado por sus asesinos.

Lectura de la sentencia

Las excavaciones realizadas en el lugar no dieron  resultado, pero los peritos tampoco pudieron descartar que fuera ese el lugar donde se ocultó el cuerpo. La medida de prueba se suspendió luego de un mes de tareas por la imposibilidad de excavar hasta el fondo del pozo, que había sido adulterado y rellenado con concreto y material de descarte.

Sin embargo, los numerosos testimonios recogidos en la causa a lo largo de los años llevaron a la imputación y proceso de los siete policías  de Río Negro que hoy culminó con la lectura de la sentencia.

El juicio oral reveló además que en la desaparición de Daniel Solano no solo hay implicancia policial, sino también empresarial (el joven trabajaba  para la empresa Agrocosecha SRL, con sede en Córdoba, a la cual tercerizaba servicios la multinacional Univeg Expofrut SA, radicada en Lamarque), y judicial por presunto encubrimiento.

El caso Solano tiene además 25 causas conexas por otras desapariciones y muertes de trabajadores norteños, trata de personas, narcotráfico, estafa laboral y corrupción empresarial, entre otras.