Pañuelazo contra el aborto clandestino frente a la casa de García Larraburu

Mujeres militantes a favor de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, se manifestaron luego de las declaraciones de la Senadora. García Larraburu dijo votará en contra del proyecto. Desde el FpV también le reclaman que “convalide este acto de justicia social”. Científicos y Universitarios, también la cuestionaron.

05/08/2018
Bariloche

 

El cambio de postura de la Senadora Silvina García Larraburu en relación al proyecto de despenalización del aborto, despertó críticas en Bariloche. Inicialmente a través de las redes sociales, y más tarde con un “pañuelazo” frente a la vivienda de la Senadora, las mujeres que apoyan el proyecto de Ley hicieron saber de su descontento por el anticipado “voto negativo” de la barilochense.

Un grupo de ellas se trasladó en horas de la tarde a la casa de García Larraburu, donde dejaron pañuelos verdes y carteles con los mensajes “Aborto clandestino = femicidio encubierto” y “Aborto legal ya”.

La Senadora eligió dar a conocer su nueva postura sobre el tema a través del grupo Clarín. En una entrevista con radio Mitre este domingo, calificó el proyecto como “malo”, y arriesgó que “las mujeres pobres no abortan”.

 

Otra respuesta llegó desde el colectivo que reúne a Mujeres del Frente para la Victoria. A través de un comunicado, las dirigentes de ese espacio opositor le pidieron a la Senadora que “revea su rechazo a la despenalización del aborto”.

“Ante el repentino viraje de posición de la Senadora rionegrina por el Frente para la Victoria, Silvina García Larraburu (quien ahora anticipó su rechazo al proyecto de IVE)”, dijeron, “las mujeres del partido solicitaron públicamente que revea su postura para que, al igual que todos los diputadas/os y senadoras/es, convalide ‘este acto de justicia social, pilar fundamental de nuestro movimiento’”.

 

El colectivo de Mujeres del FpV entendieron que “la prohibición sólo empuja a la clandestinidad y a la inequidad social, porque las interrupciones de embarazos no deseados seguirán realizándose: Las mujeres de clases medias y altas, pagando a profesionales.  Las pobres, con métodos caseros e insalubres, seguirán llegando graves a los hospitales o muriendo en el camino”.

Y alertaron sobre la gravedad de la situación es innegable: “Sólo en julio de este año, ingresaron 20 mujeres de bajos recursos con abortos en curso al Hospital Público de Viedma”, detallaron.

Coincidieron con la Senadora en que el Gobierno nacional “habilitó la discusión de la Ley para tapar medidas de ajuste, pero comprendieron que es una oportunidad histórica para la consagración de este derecho humano básico y fundamental que está siendo vulnerado y criminalizado”.

En ese contexto, invitaron a Larraburu a “ser parte de este nuevo paradigma, por representar a un movimiento que impulsó importantes derechos sociales, como el voto femenino, el matrimonio igualitario, identidad de género o fertilidad asistida”.

Finalmente señalaron que “indistintamente del resultado de la votación, las mujeres del FpV rionegrino comprendieron que el proceso de discusión del proyecto ya representa una gran victoria para el movimiento feminista y los años de lucha de las organizaciones. La interrupción voluntaria del embarazo, ahora o después, será Ley”, evaluaron, ratificando que ”es un asunto de salud pública, justicia social y de Derechos Humanos”.

Texto completoInstan a García Larraburu a acompañar la Ley de despenalización del aborto

 

En tanto, el grupo de Científicxs y Universitarixs Autoconvocadxs Bariloche emitió un comunicado pidiendo: “Política sí, religión no”.

Repasaron que -tal como narró En estos días- el último posteo de García Larraburu en Instagram antes de pronunciarse contra le Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo era una imagen de la virgen María, con Jesús en brazos.

Para los científicos y universitarios existen “dos cosas inadmisibles de la apoyatura de la decisión anti-derechos de la senadora en la imagen de la virgen. En primer lugar, la pretensión de equiparar el mito bíblico con la vida de mujeres reales que toman decisiones difíciles -¡y deliberadas!- como puede ser la de abortar. La decisión de abortar –o de continuar con una gestación- no es un problema meramente de fe, de confianza o de coraje. Por el contrario, es una cuestión con implicaciones éticas y políticas. Se continúa con un embarazo si hay deseo de ocupar la posición de mater-paternidad y si ciertas condiciones sociales están garantizadas. Si no, no. Por eso el derecho al aborto es un derecho humano fundamental”.
Además, el colectivo de Científicxs y Universitarixs cuestionaron que “Larraburu acude a la imagen que condensa la imposición de maternidad ¡y consagra la falta de educación sexual como una virtud! Todes sabemos que María queda embarazada sin participar de un coito sexual. Y más todavía, que a María la embarazan sin su consentimiento. Para nosotres, entonces, la virgen es símbolo de la confiscación del cuerpo y del deseo. Jamás un modelo a seguir”.
“Sería importante que la senadora Larraburu –actual presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología del senado- recuerde que fue votada para ejercer la política con racionalidad y responsabilidad, con equidad y justicia social y en continua interlocución con el mandato popular”, indicaron.
Finalmente reiteraron su pedido de “política sí, religión no”, e insistieron en que “el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo es una cuestión de salud pública y no de fe”. Y le pidieron a García Larraburu que “recapacite en su decisión”.