Impactante movilización pidiendo terminar con el aborto clandestino

En Bariloche miles de personas marcharon para reclamar la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. La vigilia continuó hasta la madrugada. Críticas a García Larraburu y la Iglesia.

08/08/2018
Bariloche

Una convicción recorre las calles de Bariloche: tarde o temprano, el aborto será legal, seguro y gratuito. Y es que los miles de pibas y pibes que este miércoles se movilizaron y protagonizaron una jornada histórica se saben dueños del futuro.

Se pintaron la cara, recortaron e imprimieron pañuelos, escribieron carteles, tocaron tambores, bailaron, cantaron, y, sobre todo, exigieron. Exigieron que las mujeres dejen de morirse en abortos clandestinos, exigieron la libertad de elegir el cuándo y cómo de la maternidad, exigieron que la Iglesia termine con su presión sobre la política, exigieron que los Hospitales públicos practiquen de forma gratuita y segura la interrupción del embarazo.

Una multitud marchó por las calles céntricas de Bariloche, y se desvío del habitual trayecto de las movilizaciones para pasar frente a la Catedral de la ciudad. Hubo cánticos: “Saquen sus rosarios de nuestros ovarios”, gritaron. Prometieron que “el patriarcado se va a caer”; y que la revolución será feminista.

Ya en el Centro Cívico, el discurso central denunció que en las escuelas “no se aplica la educación sexual integral”, y planteó que “muchos medios hablan de la ola verde, pero nosotros somos mucho más: somos un tsunami que recorre las calles argentinas”.

“Les exigimos a los Senadores que se apruebe la Ley, porque mientras escuchamos mentiras y cinismos religiosos, se nos murió por un aborto clandestino la semana pasada Liliana Herrera, y esta semana hay otra mujer en condición crítica en Mendoza”, agregó la adolescente a cargo del discurso.

“Esto nos demuestra que por más Dios, por más doctores Albino, y más allá de los nefastos argumentos de (Silvina García) Larraburu, el aborto existe y la clandestinidad no es una respuesta. Clandestino no salva, clandestino abandona; clandestino no evita; clandestino estigmatiza; clandestino no impide, clandestino lucra. Necesitamos el aborto legal ahora. La clandestinidad no salvó ninguna vida. ¡Que sea Ley!”, concluyó entre gritos y aplausos.

En la sala de Prensa del Centro Cívico se instaló una pantalla gigante para seguir el debate. Allí se realizó la vigilia, hasta el momento de la votación.