“Todo el cine es político”

Tristán Bauer llega a Bariloche para presentar “El camino de Santiago”, su última obra documental que indaga sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

09/08/2018
Bariloche
Martín Medero

Tristán Bauer

El estreno en Bariloche viene precedido por el atentado al teatro ND Ateneo en Buenos Aires, una semana atrás, cuando un grupo de encapuchados destrozó los vidrios de la puerta de entrada durante la presentación.

“Creo que hay que dar testimonio en momentos difíciles”, señaló Bauer, “y estos son momentos difíciles para el país”.

Su larga trayectoria como documentalista explica por sí misma su predilección por el género, “sin embargo”, apuntó el cineasta, “el Camino de Santiago es la primera obra que hago mientras los hechos aún están ocurriendo”.

La intención de “dar testimonio”, el documental como herramienta de acción política y el ataque al cine en pleno centro porteño, son elementos que no deben separarse unos de otros.

En un grotesco episodio, un presunto “comando anarquista” arrojó piedras contra los vidrios de la entrada de la sala donde iba a presentarse la película, y agredió a la gente que estaba allí. Dejaron pintadas con símbolos que no coinciden con la histórica grafía que identifica al anarquismo, y esparcieron panfletos reivindicando a Santiago Maldonado.

 “Lo viví con mucha tristeza”, dijo Bauer, “Esto, frente a un hecho cultural, artístico, como lo es el cine, a mí me remite no a los tiempos de la democracia, sino a los tiempos en los que los artistas se tenían que exiliar; a los tiempos en los que se atacaba a Teatro Abierto, a los tiempos en los que se quemaban teatros. Es lamentable. Lo que yo espero es que no haya sido más que un exabrupto y que podamos seguir expresándonos en paz; especialmente cuando se trata de hechos culturales”.

 

En Estos Días: Bauer, si acaso el cine – así como otras manifestaciones del arte-  tiene siempre una injerencia política directa, le pregunto entonces por su producción documental; particularmente en el sentido que para usted tiene, si considera al documental como a una herramienta más precisa para intervenir en un determinado momento político del país.

Tristán Bauer: Yo pienso que todo el cine es político. En lo personal, tanto en la ficción como en lo documental yo siempre he abordado temas que tienen que ver con nuestra historia y con nuestra memoria. Malvinas, mi última película de ficción, “Iluminados por el fuego”, la biografía de Ernesto Guevara, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges; lo acontecido con el cadáver de Eva, con mi película “Evita, la tumba sin paz”…son todos temas que abordan situaciones vividas en nuestro país. Sí es cierto que esta es la primera vez que realizo un trabajo mientras los acontecimientos se van desarrollando. A mí me parece que el cine, y el documental en particular traen la posibilidad de reflexionar y analizar estos acontecimientos.

En Estos Días: ¿Siempre lo percibió de esta manera?

Tristán Bauer: Bueno, tiene mucho que ver con mi génesis. Cuando yo era muy chico –tendría 13 o 14 años- , con un proyector de mi abuelo, un viejo bell & howell de 16 milímetros, andaba por las casas de los vecinos, iglesias, unidades básicas proyectando “La hora de los hornos”, “La actualización doctrinaria para la toma del poder”; “Operación Masacre” de (Jorge) Cedrón, y ahí descubrí, por un lado la fuerza que tiene el cine, y por otro lado, la fuerza que tienen los debates y las reflexiones que generan esas obras cinematográficas.

En Estos Días: Eso le iba a mencionar, la importante tradición del documental político Argentino. Usted mencionó la obra de “Pino” Solanas y Octavio Getino, habría que incluir a Leonardo Favio también en esa línea.

Tristán Bauer: Favio ha sido un amigo. La verdad es que yo lo tomé como un maestro cuando vino a la escuela donde yo estudiaba cine. A partir de ahí tuvimos una relación entrañable; y su cine es también una lección para todos nosotros.

 

 

El 1 de agosto de 2017 un grupo de mapuches del Pu Lof en Resistencia  de Cushamen fue reprimido sobre la Ruta Nacional 40. Reclamaban su derecho sobre tierras ancestrales de las que fueron despojados por el Estado Nacional en el siglo XIX, para luego venderlas a empresarios privados.

Entre 1991 y 1997 Luciano Benetton adquirió cerca de 1 millón de hectáreas en la zona, dentro de las cuales había asentamientos originarios. Durante aquellos años Benetton era senador de Italia por el Partido Republicano Italiano (PRI), conducido por Silvio Berlusconi.

Santiago Maldonado estaba aquel día de agosto acompañando la protesta cuando comenzó la represión. La ruta fue despejada pero -y sin mediar orden judicial- Gendarmería Nacional continuó persiguiendo a un grupo de personas campo adentro en terrenos de la comunidad. Como resultado de esa irrupción Santiago Maldonado desapareció, y su cuerpo fue encontrado meses después en el río Chubut.

“El camino de Santiago” reconstruye ese episodio. No hay en la película datos nuevos que pudieran incorporarse a la causa; pero sí desnuda el ocultamiento, las incongruencias y la desidia con los que se desarrolló. El documental de Bauer es contra información: todo aquello que la versión oficial, a través de los grandes medios de comunicación tergiversó; y recoge las voces que fueron acalladas (familiares, abogados, amigos, miembros de la comunidad mapuche), para que cuenten su versión de los hechos. 

Dicho esto en imágenes de estética depurada y destreza documental, el ensayo cinematográfico de Tristán Bauer toma posición.

 

 

En Estos Días: ¿Piensa que en este momento político que atraviesa el país se ha vuelto más urgente dar testimonio, y con eso más urgente también el cine documental?

Tristán Bauer: Para mí es muy importante en los tiempos difíciles, dar testimonio. Nosotros podríamos habernos quedado contemplando acontecimientos como estas dos muertes jóvenes (en referencia a Santiago Maldonado y Rafael Nahuel) en la Patagonia, y simplemente devorando como consumidores lo que los medios hegemónicos disparan desde las pantallas de televisión. No fue así. Un grupo de gente – entre quienes muchos no nos conocíamos- algunos muy jóvenes, nos propusimos a partir de la investigación periodística que hizo Juan Alonso, empezar a ponerle imágenes a esa historia, y el resultado es este trabajo que estamos presentando. Por supuesto, con el anhelo de que no sea esta la única película sobre Santiago Maldonado, sino que haya muchas más sobre él, sobre Rafael Nahuel, y sobre los conflictos sociales y políticos que estamos viviendo en estos tiempos.

En Estos Días: Cuénteme un poco cómo fue la experiencia de trabajar con Florencia Kirchner.

Tristán Bauer: A Florencia yo la conocía, pero nunca había trabajado con ella. Es una chica formada en Estados Unidos, muy trabajadora, muy precisa; sobre todo en la búsqueda de la palabra justa. Florencia es una gran lectora. Se sumó al equipo como una compañera más, y junto a Omar Quiroga, a partir de la investigación de Alonso, escribieron este guión al que después le puso voz Darío Grandinetti, quien creo yo, termina por darle a esas palabras la profundidad con que fueron escritas.