La austeridad no empieza por casa

En enero Weretilneck compró un pasaje ida y vuelta, Buenos Aires- Ámsterdam por $273.030  para asistir a la licitación para la construcción de un reactor de la que participó INVAP. Un monto difícil de justificar que podría derivar en una denuncia ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas.

27/08/2018
Viedma

 

De acuerdo al expediente 020063-SA-2018 de la Secretaría General de la Gobernación, el 24 de enero de este año la provincia pagó más de 13 mil dólares (273.030 pesos) por un solo pasaje, ida y vuelta Buenos Aires- Ámsterdam, para que Alberto Weretilneck pudiera estar presente en la ronda de licitación para la venta de un reactor nuclear de baja potencia a Holanda, de la que participaron los directivos del INVAP. Ese día la divisa estadounidense cotizaba a 19,91 pesos.

El servicio fue contratado por la Secretaría General de la gobernación, a la empresa “Olano Viajes y Turismo”, de Cipolletti. En el expediente se señala que la cotización ofrecida por la firma fue la más económica de tres presupuestos solicitados, aunque omite mencionar los montos y nombres de los otros dos consultados.

Según consta en el expediente, la contratación pasó por los controles de la Contaduría General y la Fiscalía de Estado y el pago se realizó en efectivo bajo la modalidad de compra directa.

Curiosamente, a los pocos días de su regreso de Holanda, el gobernador dictó el Decreto 62/2018 de Necesidad y Urgencia mediante el cual solicita a la administración pública provincial austeridad en los gastos “durante el primer semestre del año, los cupos cubrirán solamente los gastos esenciales de funcionamiento. Las erogaciones extraordinarias quedan suspendidas y no será autorizada su tramitación”, dice la normativa.  

La agencia ADN informó este lunes que los legisladores Nicolás Rochas y Alejandro Ramos Mejía solicitarán con carácter de urgente la remisión de las actuaciones administrativas, y adelantaron que “no descartan presentar acciones tanto en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas como en sede penal, de comprobarse las irregularidades de la que dan cuenta publicaciones periodísticas”.

Ramos Mejía señaló  que “es inconcebible que en una provincia fundida que no hace otra cosa que pedir plata en el extranjero se utilicen mecanismos administrativos tan oscuros a la hora de gastar dinero público”.

En tanto Rochás acusó que esta gestión “es capaz de hacerse ‘un vuelto’ hasta con cada pasaje del gobernador”