Finalmente no habrá recorte en las asignaciones familiares

El Gobierno dio marcha atrás en su medida y, por decreto, dejó sin efecto la poda en las asignaciones familiares en la Patagonia.

11/09/2018
Nacional

Protesta en el Anses de Bariloche

El reclamo del amplio espectro político e institucional que hizo escuchar sus críticas a la medida, provocó que el Gobierno de la alianza Cambiemos modificara su postura inicial y, finalmente, resolviera no recortar las asignaciones familiares.

A través del decreto 816/2018, el Ejecutivo nacional derogó un decreto anterior (el 702 de finales de julio) que establecía la poda de los extras de asignaciones familiares por zonas diferenciales.

Aquella norma había dispuesto la eliminación del mencionado “beneficio especial” para las provincias patagónicas, La Pampa, Neuquén, Formosa, Mendoza, Jujuy, Catamarca, Carmen de Patagones y Salta, bajo el pretexto de equiparar el valor de las asignaciones familiares en todo el país.

En esas regiones, por razones de “costo de vida”, el monto de las asignaciones es mayor que en el resto del país. La decisión, de haberse efectivizado, hubiera implicado que más de 100 mil chicos de las zonas mencionadas quedaran alcanzados por el recorte, repasó hoy el diario El Cronista.

El anuncio de la poda provocó una catarata de quejas de la oposición, y también de algunos dirigentes de Cambiemos en las provincias afectadas.

Incluso, se presentaron dos proyectos de declaración pidiendo a la administración de Cambiemos que revisara la medida. Algunos Gobernadores patagónicos, en tanto, recurrieron a la Justicia para frenar la medida. No fue el caso del rionegrino Alberto Weretilneck.

En el caso de la Provincia de Río Negro, diversas organizaciones gremiales y sociales realizaron movilizaciones y tomas pacíficas de las delegaciones del Anses, en reclamo por la derogación de la medida.

Ahora, planteó El Cronista, “con la discusión del Presupuesto 2019 en el horizonte, y consciente del clima negativo que desató la decisión, el Gobierno resolvió suspenderla por 30 días a principios de agosto y enmarcar su discusión en las reuniones con los gobernadores para consensuar la llamada ‘ley de leyes’. Hoy finalmente, derogó el decreto”.

 

Para el Diputado Nacional del Frente para la Victoria, Martín Doñate, la medida dispuesta por Nación fue el resultado de “una gran lucha y esfuerzo por concientizar sobre el peligro al que se intentaba someter a los Patagónicos”.

Por ese motivo, “celebró” este “triunfo de la política. Torcimos el destino y el Gobierno da marcha atrás al dejar sin efecto el decreto 702 que recortaba las asignaciones familiares”.