Para UPCN quieren lograr superávit “en base al ajuste”

El gremio que conduce Juan Carlos Scalesi cuestionó la propuesta salarial del Gobierno rionegrino.

13/09/2018
Río Negro

 

La UPCN criticó el ofrecimiento salarial del gobierno porque se trata de un bono no remunerativo ni acumulativo, es decir, que el último tramo no significarán 7.500 pesos. El gremio insistió en sus críticas a ATE por ser parte de la “estrategia” oficial de demorar los aumentos a los trabajadores públicos. Y denunció que el superávit fiscal que muestra la administración Weretilneck se logra en base al ajuste del salario.

El gremio estatal, que participará de la próxima reunión de la Función Pública el lunes, advirtió que durante el último encuentro en el Ministerio de Economía no se firmó ningún acta y espera que en este cuarto intermedio que se decretó en la negociación, haya “una oferta real”.

Desde el sindicato que encabeza Juan Carlos Scalesi, emitieron un comunicado:

“Este año, como nunca y merced a las ‘negociaciones’ entre el gobierno y un gremio minoritario (una jugada de estrategia política que nos perjudica a todos los agentes de la Administración Pública), la definición de los salarios -y por ende de la economía de las familias- se dilata más de la cuenta. Lo que hizo la patronal encabezada por Weretilneck con esta ‘jugada’ tan dañina para los trabajadores es ganar tiempo financiero y aplazar el uso del dinero disponible para salarios hasta los desembolsos del último trimestre del año. Y, para agregar daño, pretende que los trabajadores aprobemos que estos pagos se den como un ‘bono’, sin que sean -todos- parte del salario definitivo”.

¿Qué significa que sean un ‘bono’ esas ‘sumas fijas’(como mal las llaman algunos)? Quiere decir que se cobran una vez y luego se quitan del salario. Lo que ofrece el gobierno es pagarnos en octubre 2.000 pesos, en noviembre 2.500 y en diciembre 3.000. Pero esto no es acumulativo, entonces, en enero de 2019, volveríamos a cobrar lo que cobramos en septiembre de 2018 y, también ese sería el punto de partida para la negociación salarial del año próximo.

No sabemos cual será la inflación anual en diciembre (aunque los pronósticos la llevan al 44%), pero actualmente ya supera el 24% y, además, se le agrega un 50% de devaluación monetaria, que hizo que nuestra capacidad de consumo se reduzca tan drásticamente. Por otro lado, a diferencia de otros Poderes, el actual Ejecutivo de Río Negro nunca aceptó pagar los aumentos de manera acumulativa y en el contexto económico de este año eso se nota mucho.

El gobierno juega con los trabajadores y nuestras necesidades, dejando a la deriva nuestro futuro. Los empleados provinciales precisamos más dinero para cubrir las deudas que tuvimos que generar en nuestras familias con toda esta situación de dilatación salarial. La patronal juega con esa necesidad y, a modo de promesa, nos dice que recién volveremos a reunirnos en diciembre para, definir ‘que parte’ de esos bonos se incorpora al salario (en el mejor de los casos) o bien, seguir dilatando -como últimamente acostumbra- una definición mientras se favorece financieramente con el dinero destinado a los salarios. O sea, mientras sigue ajustando con nuestra comida y supervivencia este gobernador proclama un superávit.

Los trabajadores necesitamos sumas fijas que queden en el salario. Necesitamos recuperar nuestros salarios. Demasiado hacemos financiando al gobierno los aumentos en cuotas mientras, día a día, cumplimos con nuestras obligaciones”.