Después de un año el Municipio pudo pagar sueldos sin descubierto

El Gobierno de Gennuso logró cancelar la masa salarial de agosto sin caer en rojo bancario. No podía hacerlo desde julio de 2017. En enero el descubierto fue de 48,6 millones, lo que supone una mejora en la situación financiera.

13/09/2018
Bariloche

Diego Quintana, secretario de Hacienda municipal

En agosto, el Intendente pudo quebrar con 12 meses consecutivos de utilización de descubierto bancario para afrontar los gastos corrientes de la comuna. El 6 de agosto, luego de cancelar la masa salarial de unos 57 millones de pesos, la cuenta en el Banco Nación arrojó un saldo positivo de 393 mil pesos.

La mejora en las finanzas permitió no sólo prescindir del porcentaje excepcional de descubierto bancario que el Concejo le autorizó al Ejecutivo hasta los aguinaldos de julio, sino también evitar su utilización. 

La situación no refleja holgura. Por el contrario: el equilibrio precario de las cuentas se logró con la restricción del gasto, demoras de hasta un año en la cadena de pagos a proveedores Municipales y falta de inversión, por ejemplo, en el mantenimiento de las redes viales.

El análisis del Ejecutado Presupuestario al 31 de agosto de este año -el último disponible-, muestra que se pagararon algo más de mil millones de pesos por todos los conceptos, monto equivalente al 48,5 por ciento del Presupuesto para todo el año. En cambio, el “Comprometido a pagar” supera el 67,2 por ciento del Presupuesto, es decir que los compromisos asumidos pero no cancelados rondan los 400 millones de pesos. En parte ese desfasaje explica el equilibrio logrado en los últimos meses.

La fragilidad del equilibrio no permite presuponer que la comuna no vuelva a caer en descubierto en los próximos meses, ya que a las limitaciones propias se sumará el impacto de la eliminación Fondo Sojero (con el que se financiaba prácticamente la totalidad de las obras no contempladas en la Ecotasa).

Sin embargo, la situación dista considerablemente de la radiografía de enero de este año, cuando el rojo en la cuenta trepó a 48,6 millones de pesos. También del mismo mes del período anterior, cuando necesitó 15 millones extras. En febrero el saldo negativo fue de 36,2 millones, en marzo de 19,5 millones y en abril volvió a trepar a 23,8 millones de pesos. A partir de allí, el descubierto fue de un dígito: 7,9 millones en mayo, 2 en junio y 9,7 en julio. Para eliminarlo, al menos en forma momentánea, durante el mes de agosto.