# PRIORIDADES

Concejal del PRO preocupado por bandera que se ahumó en manifestación por despidos

El Gobierno Nacional echó 20 a trabajadores de Agricultura Familiar y 12 mil pequeños productores quedaron sin cobertura, pero el edil del PRO Daniel González presentó un pedido de informes para confirmar si el humo del reclamo dañó la bandera del monolito.

21/09/2018
Bariloche

Daniel González

Ante el despido de 20 de la Secretaría de Agricultura Familiar, entre las medidas del plan de lucha impulsadas por ATE se realizó una manifestación en el nacimiento de Bustillo, el 3 de septiembre pasado. Según publicó El Cordillerano, “el humo que emanaba este fuego -de las cubiertas- terminó arruinando la bandera a los pocos días de su estreno”. La insignia, aseguró el medio, había sido donada por un vecino disconforme con el tamaño pequeño de la que flameaba originalmente.

Dándole relevancia institucional y omitiendo los causales de la manifestación, el concejal macrista, Daniel González, presentó un pedido de informes para que le respondan oficialmente lo que el diario publicó: cuál era el estado de la bandera el 2 de septiembre y cómo se encontraba dos días más tarde.

El pedido de informes consultó “si durante las jornadas de manifestaciones que organizara la Asociación de Trabajadores del Estado, la quema de materiales realizadas en las mismas tuvo efecto sobre la bandera nacional”. Además, requirió el nombre del vecino que realizó la donación y cuándo la efectuó.

Reclamo por los despidos en Agricultura Familiar

El concejal puso de esta forma en funcionamiento el aparato administrativo municipal, su pedido fue tratado por la Comisión Legislativa y fue remitido al Ejecutivo, para conocer si los manifestantes, con el humo de las cubiertas, afectaron la bandera que “ondeaba en el monolito”. Recurso humano, tiempo e impresiones desmesuradas en relación al supuesto daño involuntario a una insignia de gran valor simbólico, pero de sencilla reposición.

La omisión del contexto, la priorización de las formas y la imagen por sobre el contenido y las ideas, se desprenden del escueto pedido de informes, que parece direccionado a restar legitimidad al reclamo y generar una confrontación entre los trabajadores y la comunidad, apelando a la defensa de los símbolos patrios. 

El reclamo de ATE Río Negro, con el respaldo de otros sindicatos y productores, exigía la reincorporación de los trabajadores despedidos y evitar el desmantelamiento de las políticas públicas de promoción de la agricultura familiar. En Bariloche, echaron al 90 por ciento del personal, muchos con más 20 años en la institución. La consecuencia directa en Río Negro, será que 12 mil pequeños y medianos productores dejarán de tener cobertura del Estado: solo dejaron 5 empleados para atender los 20 millones de hectáreas de suelo provincial.