# TARIFAZO EN EL TRANSPORTE

También en Viedma crece la preocupación por el aumento del boleto

Alberto Weretilneck ya adelantó que no se hará cargo del subsidio al transporte urbano cuyo recorte anunció Nación. Desde el municipio guardan silencio sobre una tarifa que podría duplicarse a fin de año.

21/09/2018
Viedma

 

(Gentileza ADN)


 

A un mes de que el Gobierno Nacional anunciara el recorte del subsidio al transporte público urbano, en Viedma aún es una incógnita el impacto que tendrá la medida en el precio del boleto de colectivo.

El gobernador ya dejó trascender que la provincia no absorberá ese costo, y la pregunta es entonces si existirá algún mecanismo municipal que amortigüe el brusco salto tarifario o si este será trasladado sin más a los usuarios.

Concejales del Frente para la Victoria, solicitaron días atrás reuniones con el Ejecutivo Municipal y funcionarios de la subsecretaría de Transporte de  la Provincia, sin que haya hasta el momento definiciones acerca del esquema de retiro del subsidio.

La presidenta del bloque del FPV, Evelyn Rousiot, aseguró que “lo único que nos manifiesta el intendente, José Luis Foulkes, es que aún hay tiempo”, contando con que la quita de los subsidios aplicará recién a partir del 1 de enero de 2019.

No obstante para Rousiot “o se trabaja ahora, o el 1 de enero no vamos a poder aportar ninguna solución a los viedmenses”.

El silencio oficial sobre el tema hace temer que se opte por  dejar que el costo se traslade directamente al pasaje, tal como ya lo hizo el intendente Aníbal Tortoriello (Cambiemos) en Cipolletti.

Con este antecedente los concejales ya  presentaron un proyecto de comunicación, dirigido a la Legislatura rionegrina, para que se implemente un “Fondo de Compensación por la Quita del Subsidio al Transporte Público de Pasajeros mediante fondos provenientes del Tesoro Provincial, con la finalidad de no trasladar los costos a los usuarios del servicio”.

 

Presidenta del bloque del FPV, concejal Evelyn Rousiot

 

El proyecto, -que además de Rousiot lleva también las firmas de Diego Santos, Mariana Arregui y Facundo Montecino Odarda- estima que de los 400 millones de pesos anuales que representa el subsidio para toda la provincia, 10 millones se destinan al transporte urbano de Viedma.

Los concejales señalaron además que son 10 mil los usuarios que diariamente hacen uso del transporte público, y que “los viedmenses representamos apenas el 2,5% de ese subsidio”.

Actualmente el pasaje mínimo urbano cuesta 16.20 pesos, pero podría duplicarse si no hubiera un aporte municipal o provincial para contener la tarifa.

“Los subsidios son varios”, explicó Evelyn Rousiot, “uno por combustible, otro directamente para el usuario y otro que es un monto global para personas transportadas. El Gobierno Nacional lo que hace es tirar la alternativa de máxima, como retirar todos los subsidios, para después mostrarse dialoguista  y terminar sacando dos de los tres subsidios; como sea, igual significa una pérdida de derechos”, concluyó.