Pastor evangélico se declara culpable de abusar de su nieta

Alejo Ramón Insaurralde, pastor evangélico y hasta hace un tiempo responsable de una guardería, se declaró culpable de los cargos de abuso sexual contra su nieta -ahora una joven de 29 años-  desde que era un bebé y hasta su adolescencia.

28/09/2018
Viedma

 

 

 

La aceptación de la culpabilidad fue parte de un juicio abreviado, solicitado por él, a través del  cual se acordó entre la querella, la fiscalía y el defensor oficial, una condena de 8 años y medio de prisión. Ahora el juez Guillermo Bustamante deberá aceptar o rechazar el acuerdo.

La historia cobró notoriedad cuando Mariana, su nieta, denunció en las redes sociales aquello que ya había hecho previamente en la justicia, que Isaurralde abusó de ella desde que tenía 2 y continuó forzándola hasta los 14 años.

Por este caso Insaurralde fue imputado por  los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y doblemente agravado por el vínculo. Además, el religioso ya tiene una condena de prisión en suspenso por abuso sexual simple a otra criatura de 12 años.

La audiencia de juicio se desarrolló en la mañana del viernes, con un auditorio colmado de familiares, amigos y compañeros de la joven, así como integrantes de organizaciones sociales, como Sobrevivientes de ASI.

Pero este juicio corresponde a una sola denuncia de las cuatro que el hombre ya enfrenta en la Justicia provincial, por el mismo delito  y una decena más que se hicieron públicas por las redes sociales.

 

Ver también: Pastor evangélico acusado de abuso busca reducir su condena