I.PRO.S.S. avanza con cambios en el sistema de cobertura de medicamentos

IPROSS estudia abandonar el porcentaje de cobertura sobre medicamentos para pasar a cubrir un monto fijo. Los farmacéuticos no se oponen pero piden que antes el Instituto les cancele la deuda -cercana a los $45 millones- que mantiene con el sector.

02/10/2018
Viedma

 

La intención del Instituto es la de estipular un monto promedio entre las diferentes marcas comerciales de un medicamento para reemplazar sistema porcentual de descuentos (50% en el caso de los ambulatorios y hasta 70% los crónicos, aunque estos últimos no estarían comprendidos por el nuevo régimen) del que hoy disponen los afiliados.

La propuesta, que podría implementarse a partir de noviembre, deberá primero contar con el acuerdo del Colegio de Farmacéuticos de Río Negro. De concretarse, el paciente deberá decidir entre las distintas opciones comerciales de la misma droga. Tratándose de un monto inamovible, si el medicamento tiene un valor elevado el porcentaje de cobertura será inferior. Por el contrario, en caso de elegir la marca más económica, el porcentaje se eleva.

El presidente del IPROSS, Claudio Di Tella, ya anunció que el nuevo sistema entrará en vigencia a partir del mes próximo. En tanto Valeria Guidi titular del Colegio Farmacéutico en Viedma, entiende que aún restan dos puntos centrales del acuerdo que no están resueltos: uno es el mecanismo de actualización de los montos fijos, y el otro la cancelación de la deuda que el Instituto mantiene con el Colegio.

Guidi explicó que “el aumento en el precio de los medicamentos es prácticamente diario. La mayoría aumenta entre un 4 o 5 por ciento por mes, pero después de la última devaluación hay algunos que aumentaron casi el 20 por ciento”.

Consideró que la pauta de actualización que cubrirá el IPROSS es fundamental ante una situación económica inestable como la que se ha vivido durante los últimos meses en la Argentina.

“Si llegamos a tener otro cimbronazo de precios como el que tuvimos, te desactualizás enseguida. Además el medicamento tiene un precio de venta al público y ese precio es el que paga la obra social, no puedo trasladarle al medicamento el aumento de mis costos”, señaló la profesional.  

 

Otro punto sensible es que el nuevo sistema traerá cambios en los hábitos de consumo. Las marcas de remedios con mayor salida son en general las más caras, y si un afiliado quisiera optar por otra más económica la farmacia deberá contar con stock suficiente en toda la gama para una misma droga, cual no es el caso actualmente.

En diálogo con el programa radial Un Día Más,  que se emite en Viedma por FM VyP, indicó que “la ventaja que tiene este programa es que quien administra su bolsillo es el afiliado; cuanto más económico sea el laboratorio que compra más va a ser el porcentaje de de descuento que va a tener", y agregó que "si hoy un medicamento tiene entre el 50 y el 70 por ciento, comprando medicamentos más económicos el descuento puede ser del 70, 80, 90 por ciento o más".

Finalmente Verónica Guidi evaluó que el sistema propuesto por IPROSS “no es malo”, aunque reconoció que quien vaya a la farmacia “va a tener que preguntar un poco”, una observación que podría transformarse en una molestia. Es fácil imaginar que para poder elegir efectivamente la opción más económica el paciente debería conocer de antemano los precios de todas las marcas que comercializan una misma droga, o adaptarse a la disponibilidad y a lo que le ofrezca sobre el mostrador el farmacéutico.

La calidad de una u otra marca es la misma. En todos los casos todas cuentan con la aprobación de la ANMAT.

“La diferencia en el precio ocurre porque el laboratorio que hizo la investigación siempre va a ser más caro que aquel que solo compra la patente para fabricar”, explicó Guidi.

De todos modos, subrayó que antes de asumir un nuevo plan de cobertura, los farmacéuticos necesitan que el IPROSS cancele la deuda que mantiene con el sector: “no puedo precisar el monto exacto, pero son cerca de tres quincenas a un promedio de 15 millones de pesos cada una”, concluyó Guidi.