Soria pasó por Viedma y anticipó: "Vamos a recuperar la Provincia"

El Intendente de General Roca y candidato del FpV insistió en que el Gobernador Weretilneck y el Presidente Macri, “son lo mismo”, y cuestionó a Pichetto por votar la reforma previsional y “no hablarle al país sobre la realidad”.

06/10/2018
Bariloche

 

Martín Soria, candidato a la gobernación por el Frente para la Victoria (FpV), llegó a la capital provincial para hablarle a sus bases y en su discurso criticó -sin nombrarlo- a Miguel Pichetto por “acompañar al gobierno de Macri y la reforma previsional”. También dirigió sus dardos contra el gobernador Alberto Weretilneck y los radicales que están buscando una alianza electoral y volvió a reivindicar al kirchnerismo por “haber alzado las banderas de la soberanía”.

“Me da vergüenza ajena cuando veo un dirigente acompañar peronista meterle la mano en el bolsillo a los jubilados”, criticó el actual intendente de General Roca en relación al Senador Pichetto. Retomó así los cuestionamientos al último candidato a Gobernador del FpV. “Me da vergüenza que lo inviten a un programa de televisión y se dedique a criticar a una compañera (por Cristina Fernández de Kirchner), y no a hablarle al país sobre la realidad”.

Ante cientos de militantes, Soria se presentó junto a la Diputada Nacional Silvia Horne (Movimiento Evita), legisladores como Raúl Martínez, Marcelo Mango (Frente Grande) y Mario Sabbatella, algunos intendentes, la Presidenta del bloque de concejales del FpV de Viedma, Evelyn Rousiot, entre otros dirigentes.

 

El acto congregó a todo el arco peronista, inclusive a los pichetistas nucleados en el movimiento Peronismo Militante, que conduce la Concejal Silbana Cullumilla; pasando por el ex ARI Facundo Montecinos Odarda (concejal e hijo de la Senadora Magdalena Odarda); partidos sumados al Frente para la Victoria, y referentes de Nuevo Encuentro.

Soria dedicó gran parte de su discurso a fustigar al gobierno de Mauricio Macri. “Llevamos más de dos años esperando que el segundo semestre arranque, esta es la pesadilla del pueblo, hundieron a la Argentina”, dijo.

Ejemplificó que “en Viedma y Patagones se triplicó el desempleo, en Roca una maestra me decía que los pibes vuelven a pedir doble ración de pan. Por un plato de comida no se puede entregar una generación”, cuestionó.

 

A su vez reivindicó el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner: “Tuvimos una Presidenta que se le plantó a la estafa de los fondos buitres. Qué argentino puede negar que no volvimos a levantar la bandera de la soberanía. Ser peronistas es volver a abrazar esas banderas, algunos serán más cristinistas otros menos, pero lo que no vamos a dejar es de ser peronistas”.

El candidato a Gobernador del FpV marcó diferencias con la gestión de Alberto Weretilneck: “Siento orgullo de este peronismo que avanza en la generosidad, que viene de darle una paliza a Macri y Weretilneck en las últimas elecciones. Enfrente tenemos a los mejores adversarios que pudimos haber tenido, dos mentirosos, Weretilneck y Macri, que son socios”.

Y remató preguntándose "cuántas fechorías se habrá mandado (el Gobierno provincial) que tienen tanto miedo que llegue al gobierno el hijo de El Gringo”.