# ¿QUIÉN MATÓ A SANTIAGO MALDONADO?

Sergio Maldonado: “Las fuerzas de seguridad de Bullrich actúan con total impunidad”

La desaparición y muerte de Santiago Maldonado, en el marco de un operativo ilegal de Gendarmería Nacional de agosto de 2017, puso a toda su familia como blanco del ataque político del gobierno nacional, en lugar de garantizar una investigación judicial transparente y efectiva afirmó Sergio Maldonado, su hermano.

07/10/2018
Bariloche

(foto Alejandra Bartoliche - #SomosTelam)

“El Gobierno y las fuerzas de (la ministra de Seguridad, Patricia) Bullrich actúan con total impunidad. A cualquiera le pueden armar una causa y encerrarlo, y están legalizando todo lo que hicieron ilegalmente”, dijo Sergio a #SomosTélam, después de participar en Bariloche de un panel sobre Criminalización de los Sectores Vulnerables, Sistema Penal y Derechos Humanos”.

Señaló además que el caso de Santiago fue una “punta de lanza” del Gobierno y buena parte del poder político nacional para consolidar políticas represivas frente al reclamo popular y la protesta social, que además se complementan con leyes y protocolos con los que buscan legalizar las acciones irregulares.

Maldonado recordó cuando la ministra Bullrich, en plena búsqueda de Santiago, dijo que no iba a “tirar un gendarme por la ventana”.

“Dijo eso por porque los iban a necesitar. Mostró la punta de lanza de lo que vino después: aún velábamos a Santiago cuando matan de un tiro por la espalda a Rafael Nahuel; reprimen en el Congreso; mientras disponen arresto domiciliario a militares represores, llevan a la cárcel a cualquiera; ascienden a gendarmes del operativo de Santiago; ocurren los casos de Facundo en Tucumán, Matías, Bocha, Ismael… toda una seguidilla. Así actúa el Gobierno, con total impunidad”.

“El plan de Gobierno es claro. Si en una protesta social, adelante de todo el periodismo reprimen como lo hicieron, qué se podía esperar en el medio de la Patagonia, cuando desaparecieron a Santiago. Eran ocho personas frente a 130 gendarmes. Pueden hacer cualquier cosa”.

 

#SomosTélam: ¿Qué sucedió con la repercusión de este caso?, ¿cambió algo?

Sergio Maldonado: No. En pleno contexto de multitudes reclamando aparición con vida de Santiago, aparece el cuerpo misteriosamente, un 17 de octubre, poco antes de las elecciones. El propio (presidente Mauricio) Macri dos días antes elecciones dijo “ya está, se ahogó”, y a partir de ahí se tapó todo. Y las fuerzas de seguridad de Bullrich siguieron adelante, ahora con más protagonismo de Prefectura. Siguen avanzando como si nada.

Sergio Maldonado expresó su preocupación por el respaldo legal con el que el Gobierno nacional consolida estas políticas, en particular con la reciente aprobación de una Ley para agilizar la intervención de teléfonos y espiar a ciudadanos.

“Van justificando todo lo que hicieron ilegalmente, lo legalizan. Está claro el camino, lo que quieren hacer. Esta ley sienta precedentes para cualquier cosa, van a ingresar a donde se les antoje y perseguir a quien quieran. Es lo que hacen: meten preso a cualquiera por cualquier causa, sin juicio, lo sacan y lo vuelven a meter. Esta ley permite hacer causas, investigar a cualquiera sin razón, meterse en la vida privada de todos”, señaló.

Maldonado consideró también “muy preocupante que un sector de la UCR dé rienda suelta a esta gente para pasar por arriba de los derechos humanos”, y que haya “jueces y fiscales que actúan en forma alevosa a pedido del Gobierno de turno”.

(foto Alejandra Bartoliche - #SomosTelam)

“Estas cosas me llevan a perder el optimismo de un cambio, una mejora”, lamentó Sergio y recordó que esta ley de espionaje se comenzó a debatir en abril y poco después se hizo pública la intervención de su teléfono personal, pedida por la fiscal Silvina Ávila y el juez Guido Otranto, en plena búsqueda de Santiago.

“En vez de intervenir los teléfonos de los gendarmes e investigarlos, lo hicieron conmigo. No estaban buscando a Santiago. Luego el juez (Gustavo) Lleral dijo que las escuchas son nulas y ordenó destruirlas. Ávila recurrió y la Cámara de Comodoro Rivadavia dijo que son legales. Ahora llegamos a Casación en Buenos Aires. Yo soy la víctima, pero me investigaron a mí en lugar de buscar a Santiago. No es posible ser optimista así”, afirmó.

Advirtió que estas políticas “aunque parezca exagerado, se parecen a la historia de los ‘falsos positivos’ (ejecuciones extrajudiciales, de 2006) de Colombia, cuando el gobierno habilitó al Ejercito a fusilar a civiles por cualquier motivo o sospecha. Salieron como caza recompensas, les pagaban por capturar, torturar y matar a cualquiera, con una falta absoluta de garantías. Las intervenciones telefónicas y el espionaje de la privacidad de las personas puede ir hacia eso”.

 

Fuente#SomosTelam