Conservador e ilusionado presupuesto de Gennuso

Estimó que los salarios sólo se llevarán el 62,5 por ciento del monto global de gastos. Pero este año ese concepto representa más del 85. El Presupuesto 2019 contempla sólo 2,6 millones para obras con recursos propios.

09/10/2018
Bariloche

 

Una irreal estimación de egresos, equilibra el Presupuesto 2019 en 2.445 millones de pesos. Según el proyecto que la gestión de Gustavo Gennuso elevó al Concejo Municipal, se destinarán a sueldos -políticos, de planta permanente y contratados- 1.523 millones de pesos, sobre los 2.445 millones globales.

Ese monto representa un 62,5 por ciento aproximadamente, lo cual convierte en ilusorio el resultado de la ejecución presupuestaria para el año próximo.

Es que, por ejemplo, el parámetro más próximo es el actual ejecutado, que según reconoce el Ejecutivo muestra que para sueldos se gastó el 85 por ciento de todo lo pagado.

Y el Presupuesto 2019 no encierra ningún cambio drástico en el esquema de ingresos y egresos, que permita entender cómo hará Gennuso y su secretario de Hacienda, Quintana, para alcanzar la meta del 62 por ciento para salarios.

De hecho, el proyecto presentado no estipula cambios de fondo en la estructura recaudatoria: el aumento de ingresos previsto es del 27,3 por ciento.

La estimación es conservadora, si se tiene en cuenta que la inflación prevista para todo 2018 es del 40 por ciento.

Los recursos será “de jurisdicción municipal” 1.203 millones de pesos, y 979,6 millones “extrajurisdicción”, es decir coparticipación -843,6 millones- y otros conceptos como regalías.

La Tasa por Servicios prevé un incremento del 44,8 por ciento -313 millones al año-; mientras que la Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene (TISH) estima una suba de recaudación del 27,5 por ciento -357,6 millones-. En este último punto, la TISH está atada a la actividad económica de empresas y comercios, por tanto, el Gobierno considera que el flujo de ventas de productos y servicios el año próximo correrá por debajo de la inflación.

También es conservadora la proyección de recursos para la obra pública: apenas 70,6 millones, de los cuales 2,6 millones corresponden a fondos propios.

Así, podría concluirse que el Presupuesto 2019 presentado por Gustavo Gennuso propone a un Estado municipal cumpliendo apenas con sus compromisos. Un Estado de subsistencia, en el marco de una crisis nacional que tendrá su repercusión en las transferencias y la recaudación.

Y es un Presupuesto que potencia al máximo la creatividad para intentar instalar que la masa salarial sólo se llevará el 62,5 por ciento de los gastos totales.