# APORTANTESTRUCHOSDEGENNUSO

La (in) Justicia rionegrina lo hizo de nuevo: mandó la causa de aportantes truchos al fuero Electoral

Ni lavado de dinero, ni usurpación de identidad, ni abuso de autoridad, ni falsificación de documento público. Para la Justicia rionegrina, al armado del listado de aportantes truchos de Juntos Somos Bariloche sólo puede caberle una sanción de carácter electoral. Al igual que en Buenos Aires con María Eugenia Vidal, la Justicia hace un guiño al poder político. O cuando una “declaración de incompetencia” es mucho más que un formalismo.

22/10/2018
Bariloche
Santiago Rey

Justicia rionegrina a Gennuso: "Siga, siga"

Pese a todas los elementos que demuestran que Juntos Somos Bariloche, durante la campaña a Intendente de Gustavo Gennuso en 2015, falsificó documentos públicos, usurpó identidades de vecinos y vecinas, y pudo haber incurrido en blanqueo de dinero cuyo origen no puede explicar, para la (in) Justicia rionegrina el tema no configura potenciales delitos penales y el expediente debe ser tratado en el ámbito del Tribunal Electoral.

Así, gracias a la complicidad de la (in) Justicia, el escándalo por los “aportantes truchos” de Gennuso se reduciría a una multa o sanción de carácter electoral.

Al igual que en la Provincia de Buenos Aires, donde la corporación judicial protegió a la Gobernador María Eugenia Vidal y, pese al cúmulo de datos, información y pruebas sobre el armado irregular de la lista de aportantes de Cambiemos, el expediente dejó de estar bajo la órbita del Juez Federal Sebastián Casanello y pasó al Juzgado Electoral de La Plata del juez Adolfo Gabino Ziulu.

Juan Amorín investigó los "aportantes truchos" de Cambiemos

Esa situación constituyó para Juan Amorín -el periodista de El Destape que destapó el caso- una demostración de que existe una “Justicia jodida y revanchista de Comodoro Py", a la que además calificó también como “vomitiva”.

En el caso barilochense, lo llamativo es que fue el propio Fiscal Guillermo Lista quien impulsó el tema al iniciar una investigación de oficio, tras la publicación realizada por En estos días.

Desde ese momento, unificó las denuncias presentadas en un mismo sentido, tanto por vecinos y vecinas perjudicados por la maniobra de Juntos Somos Bariloche, como por concejales y legisladores del Frente para la Victoria.

Así, en un sólo expediente se reunieron los testimonios de quienes vieron aparecer su nombre en el listado de aportantes, y se acumularon pruebas que dejaban en claro que lejos de tratarse de un error, el partido del Intendente Gennuso -en alianza con el del Gobernador Alberto Weretilneck- de forma premeditada elaboró una lista de supuestos contribuyentes para justificar el manejo de 510 mil pesos que utilizó durante la campaña.

Gennuso y Weretilneck celebraron el triunfo en 2015

Sin embargo, a poco de andar, Lista se preguntó por su competencia en el caso, y remitió la consulta al Juzgado de Ejecución Pena 12 que conduce el Juez Juan Martín Arroyo.

A través de una resolución firmada el pasado jueves 18 de octubre, el Juez de Ejecución resolvió dar por aceptado el pedido del Fiscal, y remitir la causa al Tribunal Electoral Provincial, lo cual limita la posibilidad de sanción. Es que ese Tribunal no tiene facultad para investigar los posibles delitos de blanqueo de dinero (¿de dónde salieron los 510 mil pesos?), falsificación de documento público (el listado presentado tiene carácter oficial), usurpación de identidad (¿de dónde salieron los nombres que enogrsaron el listado de “aportantes”?), y abuso de autoridad (¿desde qué lugar de poder se urdió la maniobra?), entre otras potenciales irregularidades.

Los vecinos y vecinas, perjudicados

La (in) Justicia rionegrina le niega así un posible resarcimiento a los vecinos y vecinas que vieron violentada su identidad al aparecer en un listado trucho, armado con fines de blanqueo de dinero en el marco de una campaña electoral.

El resarcimiento reclamado era moral, no económico. Era la posibilidad de que ciudadanos y ciudadanas de la Provincia sintieran el amparo de saber que existe la Justicia. Pero Río Negro tiene su propio Comodoro Py.