Lujos por medio millón de pesos para dos días de reunión

El décimo encuentro del Consejo Federal de Mujeres se realizó en abril pasado en Bariloche. La titular del Consejo Provincial de la Mujer disfrutó junto a su equipo de trabajo de los lujos de un hotel cinco estrellas, pagado por el erario provincial.

12/11/2018
Río Negro

Reunión del Consejo Federal de Mujeres, en Bariloche (foto prensa Provincia)

El 12 de abril de 2018, el Gobernador Alberto Weretilneck, frente a cientos de personas cometió un papelón mayúsculo: prometió adherir a la Ley nacional 26485 para la “erradicación de la violencia contra las mujeres”. En su diatriba cargada de elogios sobre las políticas públicas en materia de género de su Gobierno y, aún teniendo a su lado a la Presidenta del Consejo Provincial de la Mujer (CPM), Laura Azanza, el Gobernador no reparó en el yerro: la Legislatura rionegrina ya había adherido a esa ley en el año 2011, aunque su gestión nunca la reglamentó.

La anécdota se dio en el marco de la apertura de la Décima Reunión del Consejo Federal de Mujeres, que se realizó en la ciudad de San Carlos de Bariloche y contó con la presencia de Fabiana Tuñez, máxima referente del Instituto Nacional de las Mujeres, y con referentes de las 24 provincias argentinas.

El evento, que duró solo dos días, le costó al erario provincial medio millón de pesos y los gastos se repartieron entre hoteles 5 estrellas para funcionarias y empleadas, catering, excursiones por los rincones paradisíacos de la “Suiza argentina” y hasta chocolates para las participantes.

Laura Azanza y su equipo compartió a través de las redes los lujos del hotel

Los pagos se hicieron a través de un anticipo de fondos que realizó el Ministerio de Economía. El principal beneficiado fue la empresa Alma Sur. S.A, a la que se transfirió 290 mil pesos. Esa firma opera el hotel cinco estrellas Alma del Lago Suite y Spa, lugar donde se realizó la reunión del Consejo Federal y se alojó a las invitadas nacionales, así como a Azanza, Presidenta del Consejo provincial y su equipo de trabajo, quienes a través de las redes sociales se encargaron de hacer alarde de los lujos de los que se rodearon.

Otra de las beneficiadas del evento, fue la diseñadora gráfica y de indumentaria cipolleña, Daniela Palacios, a quien se le abonó 74 mil pesos; aunque la documentación del Ministerio de Economía, no aclara por qué concepto se contrató a la profesional.

 

En el expediente de Anticipos de Fondos al Consejo Provincial de la Mujer -N° 066342 de abril del 2018- se especifican otros gastos a personas particulares, de las que no se identifica el rubro comercial, pero que ascienden a 37 mil pesos (Fernando Villavicencio), y dos pagos por 17 mil pesos a Gustavo Fernández, por servicios que no se especifican.

El Consejo Provincial de la Mujer se encuentra seriamente cuestionado por organizaciones feministas debido a la falta de políticas activas para erradicar la violencia de género; mientras que las mismas profesionales que trabajan en esa dependencia cuestionan la gestión de Azanza.

Los Trabajadores Sociales que laboran o laboraron en el organismo -encargado del cuidado y contención de mujeres en situaciones de violencia y vulnerabilidad-, denunciaron recientemente maltrato por parte de Azanza, además de persecución laboral y personal. Lo hicieron a través de una misiva enviada a diversos organismos del Estado relacionados con el Consejo.

Nota relacionadaTrabajadores sociales denuncian maltrato en el Consejo Provincial de la Mujer

Tras la publicación de esa nota, las legisladoras del Frente para la Victoria, Carina Pita y Edith Garro, hicieron una denuncia ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativa y el INADI por discriminación.

El Consejo Provincial de la Mujer, que depende del Ministerio de Desarrollo Social, cuenta con un presupuesto superior a los 32 millones de pesos, de los cuales se han ejecutado hasta el mes de octubre más de 20 millones.