Otro derrame en el pozo de YPF en Allen

Para la empresa “estaba dentro de lo previsto” y para la Provincia de “un hecho menor”. Siguen los problemas por la forzada convivencia del fracking y la actividad frutícola.

03/12/2018
Río Negro

 

La empresa YPF informó que se registró una nueva “surgencia de gas y fluido base agua en el pozo EFO355 del yacimiento Estación Fernández Oro”. Ocurrió este lunes, luego que en las últimas horas se encendieran luces de alerta por el derrame que habría volcado petróleo en un brazo del río Negro.

Así, se trata del segundo derrame en tres días. Sin embargo, a través de un comunicado, YPF informó que “se trata de una situación que estaba dentro de lo previsto en el plan de contingencia trazado para la locación y se trabaja para remediarla lo antes posible”.

La firma agregó que “el producto vertido se encuentra íntegramente contenido en la locación, aunque se mantienen las barreras de contención externas para extremar los recaudos. Las autoridades de aplicación ya están en conocimiento de la situación y fiscalizan las tareas”.

Desde la Provincia, en tanto se detalló que “especialistas provinciales de Ambiente, DPA y Energía se trasladaron al lugar para controlar las tareas”, y que “el fluido se encontraría contenido en el predio gracias a las barreras reforzadas”.

El Gobierno rionegrino intentó bajarle la importancia al caso, desde el momento mismo del primer derrame. Ahora, a través de una gacetilla de prensa, que “se trataría de un hecho menor”. Detalló que “inspectores de diferentes organismos provinciales se trasladaron al lugar para controlar que se cumplan con los protocolos y evaluar la situación”.

Técnicos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro, del Departamento Provincial de Aguas (DPA) y de la Secretaría de Energía de la provincia llegaron al lugar.

La Secretaría de Ambiente ya había iniciado formalmente las actuaciones administrativas que podrían dar curso a una posible sanción por incumplimiento a la normativa ambiental vigente, en caso de que así sea confirmado por el área técnica y la asesoría legal del organismo.

En tanto, según la información oficial, “personal de área de Control y Fiscalización de la Secretaría de Ambiente realizó a lo largo de todo el fin de semana una guardia de seguimiento. Se labraron cuatro actas donde se dejó constancias de las primeras medidas adoptadas por la empresa”.

Asimismo, en el lugar también estuvieron presentes los técnicos del DPA, quienes realizaron muestreos de agua del desagüe.

La Secretaría de Ambiente ya solicitó a la empresa que, en un plazo de cinco días, presente un informe detallado del motivo de ocurrencia del incidente, las medidas de acciones inmediatas adoptadas, los resultados del muestreo de agua realizado en colector C4 enviados al laboratorio CIATI para su análisis y las tareas secundarias, junto con un cronograma de tareas de remediación a llevarse adelante.

Las acciones serán evaluadas por este organismo y su aprobación quedará supeditada al análisis que realicen los técnicos del organismo.