# HAMBRE

Para Juntos Somos Bariloche no es necesario mantener abiertos los comedores escolares

La mayoría gennusista en el Concejo Municipal rechazó el proyecto que solicitaba a la Provincia sostener abiertos los comedores escolares durante el verano, ante la crisis alimentaria.

21/12/2018
Bariloche

Concejal Gerardo Ávila

Un 30 por ciento de los chicos y chicas de Bariloche son pobres, según un último informe de UNICEF. Miles pasan hambre y se alimentan gracias a los comedores escolares, que en la ciudad cumplen un rol fundamental. Sin embargo, el bloque de Juntos Somos Bariloche (JSB) en el Concejo Municipal rechazó un proyecto de Comunicación dirigido al Gobierno provincial solicitando el sostenimiento durante el verano de los comedores escolares.

Se trata de 32 comedores que funcionan en Escuelas Públicas de Bariloche, y cuyo aporte alimenticio se convierte, en muchos casos, en la única comida que los niños y niñas reciben durante el día.

Nota relacionadaCasi el 30 por ciento de niños y niñas de Bariloche son pobres

El proyecto -que se trato durante la sesión de este jueves- comunicaba al Ejecutivo provincial la necesidad de que arbitre los medios para garantizar, durante el período de vacaciones estivales, a apertura de los comedores.

La autora de la iniciativa, concejal Ana Marks (Frente para la Victoria), explicó que “el hambre de los chicos y chicas no puede esperar”, y que “es necesario que el Estado cumpla su rol y garantice la alimentación” a los sectores más vulnerados.

Pero la iniciativa encontró reparos en el oficialismo de Juntos Somos Bariloche, partido que conduce el Intendente Gustavo Gennuso, aliado del Gobernador Alberto Weretilneck.

Bloque oficialista en el Concejo

El concejal de JSB, Gerardo Ávila, argumentó que las vacaciones de directivos, docentes y porteros, hacía imposible la apertura de las escuelas. Priorizó, en ese sentido, que desde el punto de vista administrativo las dificultades planteadas por las vacaciones hacía imposible sostener los comedores.

Durante su intervención aprovechó para elogiar el sistema de comedores distribuido a lo largo de la Provincia, así como la inversión realizada en ese rubro. Explicó, sin embargo, que tan aceitado sistema no podía ser interpelado para que se garantice la prestación durante el verano.

Así, miles de chicas y chicos de escuelas primarias de Bariloche se quedarán sin esa comida diaria hasta el mes de marzo, cuando comience el ciclo lectivo 2019.

Concejal Ana Marks

Ya en el proyecto de declaración de Emergencia Alimentaria, la concejal Marks había planteado que, al mes de octubre, “la partida que asigna (la Provincia) para Programas Preventivos se ejecutó en un 25 por ciento; Protección y promoción de los derechos de los niños y adolescentes se ejecutó en un 41,14 por ciento; y algunas de enorme importancia como el Fondo para la emergencia social de la SENAF directamente no se ejecutaron”.

“Esos recursos -dijo la edil- que no se invirtieron en la protección de la infancia durante el 2018 alcanzan para sostener abiertos los comedores escolares durante el verano”.