# NO HAY EQUIPO

Renunció, pero Gennuso le pagará más de medio millón a ex funcionario para que continúe en Obras

No consigue reemplazo y decidió contratar al renunciado Secretario Alfredo Milano para poder ejecutar las obras financiadas con un fuerte endeudamiento del municipio. Facturará más de 50 mil pesos por mes.

23/12/2018
Bariloche

Alfredo Milano

Con unos 190 millones de pesos de deuda pública, Gustavo Gennuso inició su último verano como Intendente con la urgencia de concretar, en año electoral, las obras de envergadura que no consiguió ejecutar en sus primeros tres años de gestión. 

Sin embargo, se topó con dos inconvenientes: por un lado, los meses con temperaturas adecuadas para los trabajos son escasos y los procesos administrativos para adjudicarlos, extremadamente lentos; condición que en procesos inflacionarios elevan el costo de las obras. Por el otro, la renuncia de Alfredo Milano, secretario de Obras Públicas, encargado de llevarlas a cabo.

El primer inconveniente lo resolvió ampliando el endeudamiento (de 57 a 97 millones del Plan Castello) y realizando contrataciones directas para eludir nuevas licitaciones, justificando la decisión como una manera de acelerar los plazos y evitar nuevos aumentos de los costos.

 

Pero el reemplazo del Secretario no resultó tarea sencilla: alegando razones personales -aunque se trataría de desgaste y diferencias con subalternos-, Milano renunció el 2 de noviembre pasado, convirtiéndose en el 24° funcionario en alejarse desde el inicio de la gestión. Su dimisión estuvo meses antes en manos del Intendente, pero dilató la salida a pedido del jefe comunal.

Nota relacionada: No hay equipo

Desde el Centro Cívico, maltrataron a Milano: instalaron en la agenda pública que el funcionario había sido “echado” por Gennuso por “diferencias de trabajo que empezaron a distanciarlos” y que “se profundizaron” en los últimos meses. Desde entonces, el gobierno recibió la negativa de numerosos profesionales a la oferta de hacerse cargo del área.

Bajas en el equipo de Gennuso

Este miércoles, el Intendente rubricó la Resolución 4845-I-2018, que destruyó los argumentos de la operación: contrató por locación de servicios a Alfredo Milano para el “seguimiento de obras dependiente de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos” hasta el 16 de septiembre, desempeñándose como “Coordinador de obras y seguimiento de proyectos”.

Por supervisar estas obras millonarias, recibirá una retribución mensual de 50.600 pesos, monto considerablemente mayor a los habituales para esa modalidad de contratación, utilizada con frecuencia por el Gobierno municipal para ocultar funcionarios políticos a quienes el Tribunal de Contralor no puede juzgarlos con la Ley de Ética Pública.