# CONDENA A JONES HUALA

“El Lonko sabe que esto es parte de la lucha”

Isabel Huala, madre del líder mapuche preso en la penitenciaría de Temuco, confirmó que ya fue apelado el fallo que condenó a Facundo a 9 años de prisión por el incendio en el fundo Pisú Pisué en 2013, hecho por el cual fueron absueltos otros presuntos implicados, y con el cual ningún testigo en el juicio logró vincular al Lonko.

30/12/2018
Bariloche

Isabel Huala (Fotografía José Luis Zamora)

“Estuve con él hace unos pocos días. Está bien de salud y con mucha fortaleza” contó Isabel Huala, “por suerte ahora lo tienen en Temuco; en Valdivia es mucho peor, la cárcel se inunda, las condiciones son muy malas”.

En noviembre la abogada del Lonko, Karina Riquelme, había pedido el traslado a Temuco, denunciando que las autoridades carcelarias en Valdivia obstaculizaban el encuentro de Huala con su hijo, y le impedían acceder a las medicinas mapuches, que en una oportunidad le fueron confiscadas y arrojadas a la basura.

La penitenciaría de Temuco cuenta con un sector especial para detenidos mapuches y hace tiempo adoptó los protocolos para que estos puedan desarrollar sus prácticas culturales (aunque nunca sin dificultarlas de algún modo).

Centro Penitenciario de Temuco, lugar de detención de Facundo Jones Huala (Imagen Defensoría Oficial Chile)

Facundo Jones Huala fue condenado a 9 años y un día de prisión el 21 de diciembre pasado (6 por el delito de incendio en Pisú Pisué, en enero de 2013, y 3 años y 1 día más por “tenencia de armas artesanales”), en el mismo proceso por el cual el Tribunal Oral Penal de Valdivia absolvió a otras cuatro personas que en su momento habían sido acusadas con las mismas pruebas exiguas pero que, no obstante, emplearon para fundamentar la condena del Lonko.

En su sentencia el Tribunal consideró que Huala "estuvo detenido, en prisión preventiva por el Tribunal de Río Bueno, luego por el de Valdivia y también se consideró la detención en Argentina, lo que totaliza un abono a la condena de 1.178 días", por lo cual, de confirmarse la pena, éste debería cumplir un máximo de 5 años y 7 meses.

 

“La campaña del Desierto no ha terminado y la pacificación de la Araucanía tampoco”, consideró Isabel Huala, “porque a nuestra gente le siguen armando causas; son detenidos, pasan muchos años encarcelados, y después los absuelven por falta de pruebas”.

“Incluso ahora”, recordó, “durante el juicio que tuvo el Lonko Facundo, se comentaba por los pasillos del Tribunal que iba a ser absuelto. Después terminaron reuniéndose los jueces en la Región de los Ríos y lo condenaron”.

Durante los años detención de Jones Huala fueron muchas las voces –en más de una ocasión las de organismos de Derechos Humanos- que pidieron por la liberación del referente mapuche y el cese de la persecución a los pueblos originarios.

Entre ellas no faltó la del escritor, periodista e investigador, Osvaldo Bayer, quien sostuvo: “preguntémonos si cuando el poder crea violencia, no es esperable que haya sectores del pueblo que reaccionen con rabia. Si no fuera así nos acostumbraríamos a permitir todo, a soportar todo lo que viene de arriba. Claro que somos amigos de la no violencia. Pero ante los crímenes de total impunidad…Un genocidio es un genocidio y no se lo puede tapar”.

“La falta de respeto por la vida de los pueblos originarios en esas épocas argentinas de llamado liberalismo positivista, que significó un verdadero genocidio para los pueblos originarios, fue acompañado del robo de sus tierras ancestrales”, expresó Bayer en aquella ocasión, “y luego los vencedores volvieron a practicar la odiada esclavitud”.

(Fotografía Multisectorial contra la Represión Bariloche)

Isabel Huala confirmó que el fallo del Tribunal valdiviano contra su hijo ya fue apelado por la defensora de Facundo, Karina Riquelme. La abogada había calificado a la sentencia como "nefasta”, y asegurado que “creemos que el Poder Judicial está presionado por los Estados (chileno y argentino)”, y que “Vamos a revisar el fallo y evaluaremos los recursos legales que vamos a presentar".

Entre tanto, dijo Isabel Huala, “el Lonko se encuentra bien, asumiendo todo con dignidad, con buen estado de salud y con mucha fortaleza para continuar. El es consciente de que esto es parte de la lucha del pueblo mapuche. Nosotros sabemos que se viene una arremetida todavía mucho más fuerte. Que hay (empresas) multinacionales que tienen que hacer sus negociados y gobiernos de turno que se los tienen que garantizar; por eso es importante nuestra unión, como pueblo mapuche, de uno y otro lado de la cordillera”.

Y advirtió, “Vamos a seguir gritando nuestra verdad y defendiéndonos entre mapuches; esta persecución es un plan sistemático de terrorismo de Estado contra el pueblo mapuche. Las leyes que nos imponen se hicieron sobre la sangre de nuestros antepasados”.