Oficialismo apartó a Wallace de la investigación por empresa de seguridad fantasma

La única opositora en el Tribunal de Contralor, no podrá juzgar las responsabilidades por la contratación irregular de una firma creada por un funcionario de Gennuso para facturarle al Municipio. La recusaron por declaraciones a la prensa. El camino a la impunidad, allanado.

31/12/2018
Bariloche

Julieta Wallace

A más de 150 días de la investigación de En Estos Días en la que se denunció que el Subsecretario de Desarrollo Humano, Juan Pablo Ferrari, abrió una empresa de seguridad con sede en su casa y le facturó al Municipio más de 308 mil pesos por servicios en eventos que se realizaron incluso antes de que la firma existiera; no se registraron avances en el Tribunal de Contralor.

Todas las irregularidades fueron constatadas por el Inspector Sumariante, quien sugirió el inicio de un juicio de responsabilidad contra Marcos Barberis, Jefe de Gabinete, por la contratación realizada mientras se desempeñaba como Secretario de Turismo. Sin embargo, los representantes de Juntos Somos Bariloche en el Contralor, Damián Fuentes y Maia Thiek, se negaron a resolver sobre el caso, postergando la investigación sobre esa irregularidad.

Nota relacionadaFuncionario de Gennuso abrió empresa de seguridad y le factura al Municipio

La difusión de la recomendación de juicio de responsabilidad, originó un intercambio de cartas documento entre Marcos Barberis y la presidenta del Tribunal de Contralor, Julieta Wallace. El Jefe de Gabinete expresó que se puso en duda su “honorabilidad y probidad personal”, y que la difusión de información se realizó sobre un sumario en curso, cuando aún no existía una Resolución del caso.

Barberis, protegido por el oficialismo

La mayoría oficialista en el Concejo y en el Tribunal permitió el inicio de un polémico proceso de investigación contra Wallace -interpretado por el Frente para la Victoria como un golpe a la división de poderes- y ahora su apartamiento del expediente retenido en el Contralor. Fuentes y Thiek primero se designaron como Presidente y vicepresidenta del órgano y, luego, rubricaron la Resolución Nº 71-TC-18, aceptando la recusación solicitada por Barberis.

“Estaba publicada una entrevista que la Dra. Wallace dio a un medio periodístico digital (por En Estos Días), en la cual dio a conocer el dictamen del Instructor Sumariante producido en las actuaciones principales y fechado el día anterior, aún antes que los suscriptos tuviéramos conocimiento no ya del contenido del escrito del sumariante, sino siquiera de su mera existencia”, justificaron.

Para apartarla de la investigación, Fuentes y Thiek entrecomillaron un párrafo de la noticia, asignando a Wallace palabras de este medio: "El Tribunal debe definir el inicio del juicio de responsabilidad y abocarse ahora a determinar la responsabilidad de Barberis -mano derecha de Gennuso en el Ejecutivo- en los pagos irregulares", citaron. Los representantes del Gobierno en el Tribunal de Contralor parece que no pueden discernir entre la afirmación de un medio y los dichos de una entrevista, que se publican encomillados.

En la Resolución, afirmaron que “dicha expresión indudablemente conlleva una toma de posición determinada frente a la hipótesis de la investigación, antes de cualquier deliberación posible con el cuerpo y por supuesto de haber sido tratada formalmente por el Tribunal”. De esta forma, aceptaron el pedido de Barberis, entendiendo que “no sería  juzgado por alguien imparcial, sino por quien ya se ha formado una opinión determinada antes de escucharlo, algo en lo cual está obviamente involucrado su derecho de defensa”.

Sin Wallace en el expediente, sólo miembros de Juntos Somos Bariloche juzgarán la responsabilidad del funcionario del Ejecutivo en el pago irregular a una empresa fantasma de otro miembro del Gobierno de Gennuso.