Deuda pública para rescatar a Horizonte Seguros

Tal como lo había adelantado este medio, el Gobierno de la Provincia emitió un bono de deuda para sanear la empresa de seguros estatal.

19/01/2019
Viedma

 

Durante el mes de octubre de 2018 la empresa de seguros Horizonte presentaba un déficit superior a los 1.200 millones de pesos y estuvo al borde de dejar de operar. Fue intimada por la Superintendencia de Seguros de la Nación a que presentara un Plan de Saneamiento de manera urgente, a riesgo de tener que devolver el capital inicial.

Para poder presentar el plan de contingencia, el Gobierno rionegrino debió disponer de títulos de deuda pública. Es así como el 9 de noviembre pasado, el gobernador Alberto Weretilneck decretó la emisión de títulos Bono Garantizado Río Negro (BOGAR) “por hasta la suma de 1.500 millones de pesos”. Pero la medida fue publicada recién el pasado jueves en el Boletín Oficial.

Nota relacionada: En un año Horizonte Seguros triplicó su déficit y está en riesgo su operatividad

“La emisión de los títulos públicos mencionados permitirá la capitalización de la empresa Horizonte Compañía Argentina de Seguros”, indica, textual, el decreto.

Pero el bono, que pertenece al ejercicio presupuestario del 2018, no sólo contempla el rescate de Horizonte S.A, sino también se pretende pagar las obligaciones de la ley 5042 que corresponde a la reparación histórica de los trabajadores públicos cesanteados durante la última dictadura cívico-militar.

El nuevo bono de deuda pública fue puesto a disposición del mercado en dos tramos, por 900 millones y por 600 millones de pesos, con plazos de vencimiento en tres y cuatro cuotas interanuales respectivamente.

El primer tramo -por 600 millones de pesos- de las BOGAR tienen fecha de vencimiento en octubre del 2022 y el segundo tramo -por 900 millones- deberán ser rescatados recién en el año 2026.

Un día después de que el Gobierno provincial publicara la emisión de deuda pública para el rescate de la empresa, la Superintendencia de Seguros de la Nación, publicó en el Boletín Oficial la aprobación del Plan de Regularización por el presupuesto deficitario del 2018, pero con la aclaración de que aun así, los bienes de la empresa continúan inhibidos.