# ELECCIONES 2019

Weretilneck confió al Gobierno nacional que “tiene los votos” en el STJ para su re-reelección

Así lo aseguró el periodista Ignacio Zuleta en el Diario Clarín. En caso de confirmarse esos dichos, se blanquearía que el Gobernador mantiene con los jueces del máximo tribunal provincial una relación tan estrecha que vulnera la independencia de poderes, y le permitiría lanzar su intentona re-reeleccionista con una red judicial ya garantizada.

04/02/2019
Río Negro

 

“Weretilnek aseguró a Macri que ya tiene los votos en el tribunal de justicia de su provincia para que le admitan que su primer mandato no fue de gobernador sino de interino del asesinado Carlos Soria y que la constitución rionegrina no previó los efectos de un magnicidio”. En esos términos, el periodista Ignacio Zuleta -Clarín, domingo 3 de febrero, nota “Experimenta Macri: dos semanas con Peña ausente”- relató la supuesta infidencia del Gobernador al Presidente, que blanquearía una relación espúrea entre el Poder Ejecutivo y el Judicial.

En realidad, según pudo reconstruir En estos días, los dichos de Weretilneck no fueron de forma directa a Macri, sino que fueron pronunciados en la oficina del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, durante una reunión de la que también participó, entre otros, Sergio Wisky, Diputado Nacional y aspirante a la Gobernación.

Weretilneck junto a Marcos Pena (foto archivo)

La cara de Wisky se trasformó al escuchar como el Gobernador transparentaba que ya cuenta con los votos necesarios en el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la Provincia para verse avalado en su intento por lograr un tercer mandato. No encontró en Marcos Peña un aliado para intentar frenar al Gobernador.

Luego de ese encuentro, Wisky insistió en que Cambiemos Río Negro judicializaría el proyecto re-reeleccionista. Al margen del maquillaje republicanista de los dichos del Diputado Nacional, subyace un interés político personal: el Gobierno nacional analiza bajarlo de la candidatura para no entorpecer el intento de Weretilneck por vencer a Martín Soria.

Artículo de Zuleta en Clarín

El mensaje desde la Casa Rosada es claro: hacer todo lo posible para que el Frente para la Victoria no gane en Río Negro. Se trata de un interés simbólico y estratégico: minimizar la cantidad de derrotas provinciales, de cara a las PASO nacionales de agosto.

Y en ese “hacer todo lo posible” se incluye la posibilidad de bajar la candidatura de Wisky, para no dispersar votantes anti Soria.

En las próximas horas Weretilneck formalizará su postulación, y lloverán las presentaciones judiciales para intentar frenar la candidatura a la re-reelección. Puertas adentro de Cambiemos -con punta en la CC-ARI de Elisa Carrió- se estudia la posibilidad de llevar el caso directamente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, vía per saltum. Algo que también analiza la Unión Cívica Radical (UCR) rionegrina.

Peña y Wisky

Desde el Frente para la Victoria, en tanto, ya se está dando forma al escrito impugnatorio que se presentaría ante los tribunales provinciales. Es más, tras la publicación del diario Clarín mencionada, los abogados y constitucionalistas que trabajan para la conducción del Partido Justicialista, podrían presentar una denuncia penal que investigue la posible connivencia del Gobierno con el Superior Tribunal de Justicia. Testigos de aquella reunión entre Weretilneck y Peña, hay varios; y si es real la frase sobre los “votos asegurados”, el tema podría tener una derivación penal.

La puja judicial en torno a la re-re llegará, inevitablemente, a la Corte Suprema. El escaso plazo hasta las elecciones del 7 de abril hacen complicado un pronunciamiento antes de esa fecha.

Es el tiempo que aprovechará Weretilneck para encabezar la campaña, con el guiño de la Casa Rosada.