Denuncia judicial por la obra del hospital Ramón Carrillo

Fue presentada por el legislador Alejandro Ramos Mejía, para que se investigue el presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público ante la falta de controles en la ampliación del centro de salud, que muestra un grave retraso. El gobierno ya anunció la rescisión del contrato con la empresa concesionaria DAL Construcciones.

06/02/2019
Bariloche

Desde 2017 la obra del Hospital de Bariloche muestra mínimos avances (foto archivo Prensa Provincia)

 

El plazo de ejecución de obra, señaló Ramos Mejía en su denuncia ante el Ministerio Público Fiscal, era de 20 meses contados desde abril de 2016, no obstante a la fecha se ha ejecutado “tan solo el 15% de la misma”.

“Resulta evidente”, planteó el legislador, “que la situación acaecida claramente perjudicial para el Estado rionegrino y los rionegrinos tiene por causa la ausencia de fiscalización de los órganos estatales competentes, en este caso el ministerio de Economía (UCEFE) y ministerio de Obras y Servicios Públicos, de conformidad con lo que previene la Ley 286”.

Días atrás el ministro de Economía, Agustín Domingo, reconoció que el Gobierno Provincial ya inició con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad que financia la obra, las gestiones para rescindir el contrato con la empresa DAL, la cual es responsable además de obras contratadas con el Estado en Cipolletti y Las Grutas.

Desde el Ministerio de Economía se detalló que son varios los incumplimientos de DAL Construcciones en relación al hospital de Bariloche, vinculados con la falta de personal, la falta de un plan de trabajo actualizado para la nueva traza de gas; el recambio excesivo de personal de la jefatura de obra durante todo el período de ejecución; y la interrupción del servicio de comunicación a la dirección de obra.

De tal manera, señaló Ramos Mejía, “debe investigarse si la ausencia de fiscalización aludida conlleva a un incumplimiento de los deberes de funcionario público” puesto que, sospecha, no se controló  durante los años transcurridos el debido avance de la obra.

 

Legislador Alejandro Ramos Mejía

 

Este medio advirtió oportunamente acerca de los antecedentes de la empresa DAL en otras provincias patagónicas donde gana licitaciones y demora años en realizar las obras:

En Río Negro, además de la ampliación del hospital Ramón Carrillo, “Logró quedarse con la obra del Hospital de Las Grutas (financiada con fondos petroleros) y también la construcción de la Ciudad Judicial en Cipolletti (parte del Plan Castello). Ambas fueron adjudicadas durante el año 2017, con pocos meses de diferencia. Para la primera obra cobró el adelanto financiero -más de 7 millones de pesos- y certificó a fines del 2018 apenas el 18 por ciento de avances. En la segunda ni siquiera colocó el primer ladrillo”.

Nota relacionada: La empresa que deja a todos pagando

 

Son reiteradas las irregularidades y los inconvenientes  en la obra pública a partir de las contrataciones con distintas empresas, realizadas por el Gobierno Provincial. En Bariloche el ejemplo más lamentable es el de la calle Mitre -aún con fecha de inauguración incierta-, cuya obra de finalización fue contratada hace pocos meses con la también cuestionada empresa INSERSAN. En este caso media igualmente una denuncia por las severas fallas -grietas y hundimientos- detectados en el hormigonado de la calzada.

En el caso de hospital Ramón Carrillo, "está claro que hay una falla en la fiscalización de la obra, de igual modo a lo ocurrido con Mitre, evidentemente algún funcionario no está haciendo su trabajo", señaló Ramos Mejía.