Wallace apeló su apartamiento de la investigación por empresa de seguridad fantasma

El oficialismo en el Tribunal de Contralor la había recusado por declaraciones a la prensa. Wallace pidió rechazar a la medida y advirtió por el “peligroso antecedente”. Después de 6 meses, la contratación irregular de una firma de seguridad creada por un funcionario de Gennuso para facturarle al Municipio, sigue impune.

06/02/2019
Bariloche

Julieta Wallace, Vocal del Tribunal de Contralor

A través de una presentación al presidente del Concejo, Diego Benítez, la vocal del Tribunal de Contralor, Julieta Wallace, apeló la recusación impuesta por los integrantes de Juntos Somos Bariloche, Damián Fuentes y Maia Thieck, para que no pueda juzgar las responsabilidades de los funcionarios municipales en la contratación de la empresa de seguridad fantasma.

Se trata de la investigación publicada por En Estos Días el 7 de agosto pasado, en la que se denunció que el Subsecretario de Desarrollo Humano, Juan Pablo Ferrari, abrió una empresa de seguridad con sede en su casa y le facturó al Municipio más de 308 mil pesos por servicios en eventos que se realizaron incluso antes de que la firma existiera.

Ver nota relacionadaFuncionario de Gennuso abrió empresa de seguridad y le factura al Municipio

Medio año después, y pese a las irrefutables evidencias también constatadas por el instructor sumariante del Contralor, el oficialismo evita las definiciones y el inicio del juicio de responsabilidad correspondiente contra el actual Jefe de Gabinete, Marcos Barberis (contratante de la empresa fantasma) y Ferrari.

Además de la postergación de la investigación, Fuentes y Thiek –por pedido de Barberis- apartaron del expediente a la única integrante de la oposición. Para hacerlo, se ampararon en declaraciones a la prensa, atribuyéndole expresiones correspondientes a En Estos Días, para cuestionar su parcialidad y la difusión supuestamente anticipada de las conclusiones del instructor sumariante. 

En su apelación presentada este lunes, Wallace objetó que la medida no la tomó un tribunal debidamente integrado, como establece la Ordenanza 1754-CM-07. “No se encuentran legalmente legitimados para resolver por sí mismos el planteo de recusación contra mi persona”, señaló.

Requirió que la Resolución sea rechazada y se constituya el Tribunal incluyendo al representante del Frente para la Victoria que la sucedía en la lista de candidatos. Y negó que las declaraciones que se le atribuyeron “sean textuales y literales de mi autoría”, como así también que se encuentre avasallada la garantía de imparcialidad. 

Afirmó que, simplemente, “hice público un acto de la administración pública y el procedimiento al que debe ajustarse conforme lo prescribe la Ordenanza”, accionar que evaluó como “nada jurídica y legalmente reprochable”. Luego, advirtió por el “peligroso antecedente que se podría generar en restringir la publicidad de los actos de la administración pública”.

El Concejo, donde el oficialismo también goza de amplia mayoría, deberá ahora evaluar la apelación presentada por Wallace. En caso de rechazarla, sólo los integrantes afines a Gennuso juzgarán las contrataciones irregularidades de los funcionarios de su partrido.

Nota relacionada: Presidenta del Contralor comprobó “contratación fantasma” de Gennuso