# ELECCIONES 2019

“¿Los que aplauden los tarifazos y el ajuste de Macri son los ‘buenos’?”

El Frente para la Victoria (FpV) de Río Negro lanzó en su campaña para las elecciones del 7 de abril. Soria recogió el guante de la diferenciación entre “buenos” y “malos” que hizo Weretilneck y dijo que en la Provincia falta un “conductor”. Aseguró que “Wisky, Wereltineck, Matzen, Pichetto son todos lo mismo”.

08/02/2019
Río Negro

 

Las cartas ya están echadas. El Frente para la Victoria realizó este jueves la presentación de sus candidatos y lanzó la campaña de cara a las elecciones del próximo 7 de abril. Lo hizo con un acto en la Asociación Española de General Roca, el mismo lugar donde lanzó su campaña Carlos Soria, en 2011, proceso que finalizó con la ruptura de 28 años de hegemonía del radicalismo en la Provincia.

Casi ocho años después de aquel momento, Martín Soria se subió al escenario para plantear que “aquí estamos hoy los que siempre estuvimos enfrente del Gobierno neoliberal de Macri y de todos sus socios”, y desafiar: “Wisky, Wereltineck, Matzen, Pichetto, son todos lo mismo”.

El mensaje reafirma la idea de campaña del FpV de sostener sus críticas al Gobierno nacional y cuestionar la “pasividad” del Ejecutivo rionegrino ante las medidas impulsadas por la alianza Cambiemos.

 

Soria, dijo que el FpV debe hacer frente al modelo “que nos condena a la desigualdad, al desempleo, a la exclusión y al hambre“, y cuestionó en ese sentido que en Río Negro “no tenemos es un conductor, un Gobernador que tenga lo que hay que tener, coraje y pasión para defender nuestra Provincia”.

El Congreso que debía realizarse previo al acto, no se concretó ya que “devino abstracto” ya que “debía convertirse en órgano elector para definir candidaturas, pero al presentarse una sola lista no tenía razón de ser”, explicó a En Estos Días el legislador Nicolás Rochás.

Así es que la conducción del Partido Justicialista y las fuerzas aliadas se concentraron en el acto de presentación de candidatos y lanzamiento de la campaña.

Inicialmente la Senadora Magdalena Odarda repasó aspectos de su gestión en la Cámara Alta y su trayectoria política, e hizo especial hincapié en el “movimiento de mujeres” que logró que “una mujer como yo -dijo- haya podido ser concejal de Sierra Grande, legisladora, y Senadora”.

 

En esa misma línea, cuestionó las políticas del Gobierno provincial en relación a la situación de la mujer y la falta de prevención de la violencia de género. Adelantó, en ese sentido, que “Soria va a elevar a la Legislatura la ley que establece la Emergencia en Violencia de Género”, una iniciativa presentada en varias oportunidades pero rechazada por el oficialismo de Juntos Somos Río Negro.

Odarda destacó el acuerdo de las 28 fuerzas que confluyeron en el Frente para la Victoria, y resaltó que “ese frente tiene un hacedor y se llama Martín Soria”.

El candidato a Gobernador pivoteó su discurso en las críticas al modelo Macri-Weretilneck y la promesa de, tal el slogan de su gestión municipal, “poner a Río Negro en acción”.

Y utilizó para ello, la distinción entre “buenos” y “malos” que dos días antes había hecho el Gobernador Weretilneck para referirse a las dos fuerzas políticas en pugna.

“A algunos les molesta que seamos frontales, directos y sinceros. Por eso ahora resulta que nosotros somos los malos”, dijo, y se preguntó: “¿Los que entregan créditos millonarios con Río Negro fiduciaria a sus amigos insolventes para fundir un poco mas la Provincia ahora son los buenos?; ¿los que hundieron la Provincia en el endeudamiento más grande de toda su historia sin pegar un solo ladrillo ahora son los buenos?; ¿los que regalan por dos monedas nuestra tierra, nuestros recursos, los que ni siquiera se animan a cobrarles impuestos a una reina ahora dicen que ellos son los buenos?; ¿los que aplauden los tarifazos, el ajuste y las medidas de Macri resulta que ahora son los buenos?; ¿los que quieren violar la Constitución y las leyes para hacerle trampa a los rionegrinos ahora resulta que son los buenos?. ¿Se creen que nadie se da cuenta que para lo único que ellos son buenos es para mentirle a los rionegrinos?”.

 

 

La Asociación Española estuvo colmada por dirigentes y militantes de diversos sectores de la Provincia, y todas las fuerzas que participan del FpV tuvieron su representación.

“Nosotros somos rionegrinos, patagónicos, somos los que generamos la energía y el petróleo que mueve a la Argentina. Somos el cerro Catedral, los ríos, los valles irrigados, el puerto, las mejores playas de Argentina. La Provincia que lo tiene todo y sin embargo no tememos nada, no tenemos salud, educación, seguridad y justicia” porque “lo que no tenemos es un conductor, un Gobernador que tenga lo que hay que tener, coraje y pasión para defender nuestra Provincia”, arengó.

Casi al inicio de su discurso dejó en claro el tono del mensaje, con connotaciones internas: “Aquí”, dijo, “estamos hoy los que siempre estuvimos enfrente del Gobierno neoliberal de Macri y de todos sus socios. Ahí están Wisky, Wereltineck, Matzen, Pichetto, son todos lo mismo”.

La inclusión del Senador rionegrino en esa enumeración, fue el correlato del armado de la lista de candidatos a la Legislatura: el pichettismo no figura, salvo tangencialmente en algún nombre.

Además, Soria sabe que Pichetto es el dirigente, junto con Macri, con peor imagen en la Provincia.

En cambio, para marcar una diferencia de modelos, aseguró que “somos la generación que de una vez por todas va a poner Río Negro en acción. Pero estar en acción no es un simple slogan, estar en acción es un modelo de gestión que prioriza el hacer”, explicó y utilizó su ciudad como punto de comparación: “Así como lo hicimos en Roca, vamos a poner a Río Negro en acción, vamos a administrar bien, a llevar adelante un Gobierno eficiente, que brinde respuestas concretas a las necesidades de los rionegrinos”.

Las críticas a Weretilneck se centraron en el endeudamiento y la falta de convicción para rechazar las medidas del Gobierno nacional. “Aunque no lo quieran escuchar, esta Provincia está fundida y sobre-endeudada” y eso “es el resultado de la inoperancia de un Gobernador que decidió asociarse con Macri y entregar los recursos y derechos de los rionegrinos. Eso es lo que se va a terminar, el entreguismo y la desidia; el despilfarro y el descontrol. Sabemos que no hay soluciones mágicas pero tenemos la fuerza, la voluntad y la convicción necesarias para, de una vez por todas, empezar a poner a Río Negro en acción”.

Para que eso sea posible, “vengo a entregar mis mejores años y mis mejores fuerzas”, concluyó