# MARCHA POR LA SOBERANÍA A LAGO ESCONDIDO

"Nos dijeron: '¿Ven lo que es morirse por hipotermia?'”

La senadora nacional, Magdalena Odarda, envió este jueves un pedido de informes al Jefe de la policía provincial, Comisario General Daniel Jara, a raíz del ataque que sufrieron los manifestantes que el fin de semana pasado intentaron llegar al lago Escondido. Sospechas de connivencia entre la Policía y la seguridad privada de Lewis para impedir el acceso al lago.

15/02/2019
Nacional

Marcha por la Soberanía a lago Escondido

Durante la cuarta marcha al lago Escondido el fin de semana pasado los manifestantes fueron agredidos por el personal de seguridad privada del magnate inglés Joe Lewis. Dos de ellos, que remaban en un Kayak en el espejo de agua, fueron atacados desde lanchas a motor, propiedad de la empresa Hidden Lake, y amenazados con volcarles la embarcación y dejarlos morir de hipotermia. Todo bajo la permisiva mirada de la policía de Río Negro.

La violencia de los episodios, y particularmente la actitud contemplativa de la fuerza de seguridad provincial motivaron este jueves el pedido de informes enviado por la senadora Magdalena Odarda al Jefe de la Policía de la provincia de Río Negro, Comisario General Daniel Jara.

Senadora nacional Magdalena Odarda

“En la cabecera oeste (del lago, a donde se accede por un sendero de montaña que requiere 3 días de caminata)”, relató Odarda en su nota a Jara, “los estaba esperando un grupo de miembros de seguridad privada de Lewis y efectivos de la Policía de Río Negro. En presencia de éstos últimos, los empleados de Lewis amenazaron y marcaron con estacas a los senderistas el reducido espacio donde, según su criterio, podían acampar; sitio en donde ni siquiera los dejaban salir para realizar sus necesidades fisiológicas bajo amenaza de ser detenidos por violar la propiedad privada”, describió.

Y luego: “la situación superó todo tipo de límites cuando al día siguiente (9 de febrero), siendo alrededor de las 15 hs, Andrea Gatabria, integrante de ATE Capital y de FIPCA, y David Ramallo, integrante de Radio Gráfica, decidieron remar en un kayak inflable dentro del lago (espacio público) hasta una pequeña isla fiscal ubicada dentro del mismo, con el fin de encontrarse con los demás manifestantes e izar una bandera argentina. Al acercarse a dicho sitio se encontraron con cuatro efectivos de la seguridad privada de Lewis, quienes a bordo de una lancha a motor comenzaron a rodear el kayak para generar oleaje, manifestándoles que se iban a caer y a ahogar, preguntándoles particularmente si ´conocían la muerte por hipotermia´”, según denunció Gatabria.

Manifestantes denunciaron una agresión en el lago (imagen Barricada TV)

La Marcha al Lago Escondido, forma parte de un acto de soberanía con la intención de evidenciar el avasallamiento y la enajenación territorial a manos de capitales extranjeros. Uno de los casos más flagrantes es el del lago Escondido, cuyo acceso está vedado por Joe Lewis -amigo personal del presidente de la nación Maurico Macri- que en 1996 adquirió más de 12 mil hectáreas interrumpiendo el acceso a las costas.

Las riberas de ríos y lagos son públicas y la Ley obliga a los propietarios de tierras circundantes a garantizar el acceso. En el caso del lago Escondido existe un fallo del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro que ordenó al gobernador Alberto Weretilneck a preservar el derecho público habilitando un camino de libre acceso. Sin embargo el Gobierno Provincial incumple el mandato, argumentando “falta de fondos” para abrir un sendero.

La connivencia entre Lewis, Macri y el gobernador Weretilneck quedó en evidencia una vez más el último fin de semana cuando efectivos de la policía provincial coordinaron con la seguridad privada de Lewis para impedir el acceso de los manifestantes.

Mansión Lewis en lago Escondido

Guillermo Martín Caviasca, miembro de Barricada TV, testigo directo de los hechos relató: “Había tres policías de la Provincia de Río Negro y tres policías de montaña que prácticamente dependen de la guardia privada de Lewis. Para comunicarse con su superior inmediato, el policía tiene que pedir permiso a la guardia privada, que es también la que le da o no el transporte para que la policía pueda acceder, retirarse y hacer los cambios de guardia. La Policía está ahí en una situación de subordinación como si estuviera de visita en un estado extranjero controlado por Lewis, con un ejército privado”, denunció.

Caviasca contó que en determinado momento, una embarcación de colores “blanco y rojo con cuatro tripulantes, de los cuales uno filmaba y uno era el que daba las órdenes, embiste a los compañeros, generándoles un grave riesgo. Mis compañeros empiezan a pedir que los dejen. La guardia empieza a querer arrebatarle las cosas que tenían en el kayak. Los compañeros intentan impedirlo reteniendo bolsos. Uno de los integrantes de la guardia privada agarra una de las manijas que tiene el kayak y vuelca a sus integrantes arrojándolos al lago. Todo esto es una situación de media hora, de intimidación, de impedirles avanzar, de chocarlos para adelante, finalmente los tiran al agua, en el agua ellos quedan en un agua helada con todo el equipo y sus pertenencias flotando alrededor rodeados por la lancha, los miran y se les acerca, y sin ayudarlos, ni nada, porque los habían tirado les dicen: ‘Bueno, ¿ven lo que es morirse por hipotermia?´”.

(Imagen: Fipca La Sanmartiniana)

En su pedido de informes la senadora Magdalena Odarda le reclamó este jueves al Jefe de la Policía de la provincia de Río Negro, Daniel Jara, que explique qué órdenes les fueron impartidas “a las cuadrillas policiales intervinientes durante los días 8 y 9 de febrero de 2019 en la denominada “senda de montaña” al Lago Escondido y en la cabecera oeste del citado Lago”, y cuáles a las que “interrumpieron el paso a los manifestantes por el camino público de Tacuifí, donde el nutrido grupo se vio irregularmente retenido en dos tranqueras por las mismas fuerzas policiales de la provincia”

A través del mismo texto, la senadora demandó conocer los nombres y cargos del personal policial interviniente; los equipos y la modalidad empleada para las comunicaciones, y la ausencia de toda actividad de prevención por parte de la fuerza, “ante los graves atentados contra la vida de los dos denunciantes”.

 

Odarda le requirió a la jefatura provincial rionegrina que explicite “si i existe algún tipo de acuerdo o pacto, expreso o tácito, por parte de la Policía de la Provincia de Río Negro con las fuerzas privadas o con las autoridades del Establecimiento Hidden Lake S.A., y en caso afirmativo de qué tipo de pacto se trata.

Finalmente la senadora pidió que se le responda por escrito “en qué condiciones la Policía de la Provincia de Río Negro recibió el pedido de traslado de las dos personas afectadas por el atentado perpetrado por las fuerzas privadas del Establecimiento Hidden Lake S.A, cuáles fueron los argumentos esgrimidos y cuáles las explicaciones brindadas por dicha empresa para tal requerimiento”.

Nota relacionada: Repudian agresión a senderistas en Lago Escondido