Repudian agresión a senderistas en Lago Escondido

15/02/2019

 

 
 
COMUNICADO
 
 
El Frente Para la Victoria repudia y rechaza la agresión sufrida por los compañeros y compañeras que durante el fin de semana marcharon a Lago Escondido. Llegar a las costas cuyo  acceso ha vedado el magnate Joe Lewis, desconociendo el mandato judicial, es un acto de soberanía. 
Fueron en total 120 compañeros; 22 de ellos lo hicieron por la montaña, en una travesía de tres días por el sendero que el presidente Mauricio Macri anunció que estaba en condiciones. Una mentira más: en los últimos 10 kilómetros no existe el camino, y está totalmente destruido.
 El camino de Tacuifí está bloqueado y las tranqueras cerradas con candado; 80 compañeros saltaron las tranqueras sin romper los candados y caminaron 15 kilómetros hasta lograr llegar al lago, donde fueron interceptados por la policía en una última tranquera.
Quienes consiguieron ingresar al lago remando en sus kayaks, fueron embestidos por lanchas propiedad de Hidden Lake y arrojados al agua.
Las costas de ríos y lagos son públicas, propiedad del Estado nacional. Es obligatorio para los propietarios permitir el libre tránsito habilitando caminos de libre acceso. Es lo que manda el fallo del Tribunal Superior de Justicia en el caso del lago Escondido. Un fallo que además le ordenó al gobernador Weretilneck que habilite ese camino; sin embargo, en total comunión con Mauricio Macri y su política de entrega del territorio nacional, Alberto Weretilneck se excusa diciendo que no dispone de fondos para cumplir con la Justicia.
Por eso, las compañeras y compañeros que integramos el Frente Para la Victoria, denunciamos la flagrante y vergonzosa actitud de los gobiernos nacional y provincial, y el ataque violento del ejército privado de Lewis a quienes intentaron ejercer un derecho ciudadano.
El acceso público al lago Escondido es causa nacional. Un acto de soberanía frente a la violencia de un gobierno entreguista.
Vaya a todos quienes defendieron con coraje nuestros derechos, nuestro reconocimiento y nuestro abrazo solidario.