Soria recorrió obras de ampliación del Hospital: “Es un símbolo de la decadencia del Estado provincial”

Junto a la senadora Magdalena Odarda, el intendente de General Roca y candidato a gobernador, Martín Soria, recorrió las obras del hospital Ramón Carrillo en Bariloche, actualmente paralizadas por deficiencias estructurales. Por la tarde ambos mantuvieron una reunión con comerciantes y frentistas de la calle Mitre.

22/02/2019
Bariloche

El intendente Martín Soria, junto a la senadora Magdalena Odarda y el Secretario General de ATE Bariloche, Edgar Actis

El legislador Alejandro Ramos Mejía, María Eugenia Martini y Julio Accavallo candidatos por el FPV para las elecciones del próximo 7 de abril, y el secretario general de ATE Bariloche, Edgar Actis, formaron también parte de la recorrida y el posterior encuentro con trabajadores de la salud del hospital zonal.

“Quisimos ver en persona la tan promocionada obra de ampliación del hospital Carrillo en la que ya tienen comprometidos 200 millones de un crédito del BID, y ahora descubren que tiene deficiencias estructurales graves, a partir de lo cual no se sabe si van a poder continuar o si van a tener que demoler una parte”, señaló Soria, en referencia a las fallas constructivas que el propio Gobierno Provincial reconoció esta semana.

El gobierno además confirmó la rescisión del contrato con la empresa  DAL Construcciones, debido a las demoras en el avance de las obras.

 

“Una vergüenza más para Bariloche”, lamentó Soria, “con las necesidades hospitalarias que tiene la ciudad, una de las más importantes de nuestra provincia, y han hecho este mamotreto que es un símbolo más de la decadencia del Estado provincial”.

Luego vinculó la obra fallida del hospital con la refuncionalización de la calle Mitre “una obra que ya han hecho cuatro veces y que aún no la pueden terminar; ¿cuántos millones más van gastar para seguir destruyendo el centro de Bariloche?”.

Para el intendente de General Roca, la ausencia del Estado provincial se manifiesta en la falta de controles sobre la obra pública.

“Llevamos siete años de gobierno de Weretilneck, y obras que deberían ser un emblema para la ciudad, terminan siendo un monumento a la vergüenza”, apuntó.

Por su parte la senadora nacional y candidata a la vice gobernación, Magdalena Odarda, dialogó con los trabajadores del hospital y adelantó la intención -en caso de resultar electos- de promover una Ley de jubilación anticipada para el personal de la salud.

 

“Junto a Martín Soria y nuestros candidatos a legisladores nos comprometimos en la necesidad de declarar la insalubridad del trabajo hospitalario, donde las jornadas suelen extenderse hasta 16 horas. Esta nueva Ley que proponemos beneficiará a casi 6 mil trabajadores que hoy cumplen funciones en los hospitales de nuestra provincia”, anunció.

“Tenemos una historia de compromiso en defensa de los derechos de los empleados públicos que nos avala hoy para decirles que no escuchen a quienes intentan mentir y generar miedo, porque son justamente ellos los que han hecho esto que tenemos acá a la vista”. Concluyó.

Por la tarde Soria y Odarda recorrieron algunas cuadras de la calle Mitre y se reunieron con los frentistas de la principal arteria de la ciudad, que cumplirá más de 4 años en obra.

 

“Nosotros que somos los principales interesados no podemos ver el proyecto; a estas alturas ya creemos que ni ellos conocen el proyecto”, manifestaron los propietarios, principales afectados por las marchas y contramarchas de una obra en continua ejecución.

Detallaron además defectos insalvables en la obra: caños pluviales plásticos soterrados que colapsaron bajo el peso del hormigón y el tránsito pesado; cañerías de agua potable “de casi 40 años de antigüedad que tenían que reemplazar y no lo hicieron”; desagotes cloacales ciegos que no fueron conectados al colector principal, y provocan que “se nos desborden los baños de los locales”; los niveles de la calzada -particularmente en la primera cuadra, ya terminada-  más altos que el nivel de los comercios, lo cual hace prever posibles inundaciones, y el hormigoneado nuevo con el que la empresa contratista INSERSAN pavimentó las primeras cuadras y que ya presenta hundimientos y rajaduras, fueron las principales quejas.

Nos acompañan
#Auspicios #Apoyos