# ELECCIONES 2019

Bariloche: la ciudad del deseo electoral

Como antes de cada elección, Bariloche aparece en el imaginario partidario político rionegrino como la “ciudad clave” para torcer o confirmar un resultado. Juntos Somos Río Negro y el Frente para la Victoria pivotean su estrategia electoral sobre ese supuesto, y van a la caza del electorado barilochense. Prontuariados: ese oscuro objeto del deseo político.

24/02/2019
Río Negro
Santiago Rey

 

“En el Valle gana tal, pero pierde en Viedma y la Línea Sur; entonces Bariloche define”; o bien, “Roca y Cipolletti se neutralizan, y la diferencia en Viedma para fulano se absorbe en Bariloche”. En esos términos la dirigencia política rionegrina saca cálculos sobre posibilidades y tropiezos en el inmediato escenario electoral.

Históricamente, las fuerzas mayoritarias en la Provincia han visto en Bariloche un reflejo de su capacidad de conquista de votos, y han proyectado triunfos y derrotas en función del fluctuante electorado de esa ciudad.

La elección provincial del 7 de abril no es la excepción, ya que la ciudad concentra el 18 por ciento de los 542 mil electores de la Provincia, y tanto Juntos Somos Río Negro como el Frente para la Victoria otorgan una marcada prioridad a Bariloche en sus campañas. Ya sea en visitas y promesas (la oposición), ya sea en anuncios y entrega de aportes (el oficialismo).

La semana que terminó y los días por venir, así lo demuestran.

El Gobernador Alberto Weretilneck y muchos de sus más allegados funcionarios y colaboradores estarán en Bariloche en las próximas horas (ya participó del aniversario de Pilcaniyeu, visitó un club de rugby en Dina Huapi y estudo en la Fiesta del Lúpulo en El Bolsón); aunque su atención se ubica en los pasillos judiciales de Viedma, desde donde entre el martes y miércoles llegará el primer fallo relacionado con el intento re-reeleccionista.

Weretilneck entrega aportes en Bariloche (foto archivo)

El mandatario tejió en Bariloche una amplia red de vínculos con organizaciones intermedias, fundamentalmente del deporte. Descansa su potencialidad electoral en esa relación personal con dirigentes y beneficiarios/usuarios de las entidades.

Mantiene un alto porcentaje de imagen positiva, aunque la gestión gubernamental no es bien valorada. De hecho, las moras y marchas y contramarchas de la obra pública en la ciudad, impacta negativamente en esa imagen y esmerila a uno de sus principales dirigentes, el ministro de Obras Públicas Carlos Valeri.

La calle Mitre, la ampliación del Hospital, la planta modular de tratamiento de líquidos cloacales, figuran en la lista de obras inconclusas y con errores estructurales que se le computan al Gobierno provincial.

Werertilneck buscó sumar a su buena imagen personal en Bariloche una candidata a vicegobernadora que no le restara intención de voto. La encontró en Arabela Carreras, quien según las encuestas que maneja el Gobierno no mueve el amperímetro ni hacia arriba ni hacia abajo. Y al oficialismo le alcanzó para decidirse.

 

Carreras refuerza la relación con el empresariado turístico, mientras Weretilneck abona su vínculo con las organizaciones barriales, sociales e intermedias.

El resto, el oficialismo se lo deja al entramado clientelar: el tradicional reparto de víveres; y el más sofisticado PRIL, Programa Rionegrino de Inclusión Laboral.

Nota relacionadaEl PRIL, punta de lanza del clientelismo electoral de Weretilneck

En las listas de candidatos a legisladores de Juntos Somos Río Negro, Bariloche perdió lugar en relación a 2015. La situación se explica por la ruptura tácita con el Intendente municipal, Gustavo Gennuso, y por el privilegiado lugar de la vicegobernación.

En cambio, el candidato a Gobernador del FpV Martín Soria otorgó un lugar destacado a los barilochenses en sus listas. Si la elección del 7 de abril se da en los porcentajes de las encuestas en las que descansa Soria, entre cinco y seis legisladores podrían ser de Bariloche.

El roquense confía en el perfil del electorado barilochense, que desde la irrupción del kirchnerismo en el escenario político argentino, le dio sistemáticamente su confianza a esa propuesta.

Soria y Odarda en Bariloche

En 2017, por caso, la candidatura a Diputada Nacional de María Emilia Soria superó el 60 por ciento; y dos años antes Daniel Scioli y Miguel Pichetto obtuvieron apoyos por sobre el 50 por ciento.

La estrategia de campaña de Soria para con la ciudad incluye una presencia casi permanente; la referencia al polarizado escenario nacional emparentando las gestiones de Mauricio Macri y Alberto Weretilneck; y la posibilidad de sumar de manera lineal ese promedio de entre el 10 y el 15 por ciento que históricamente logró Magdalena Odarda, a caballo, fundamentalmente, de una prédica ambientalista.

En las últimas horas, Soria hizo una jugada riesgosa: se fotografió en la puerta de la tranquera del paso al lago Escondido y prometió que la apertura del acceso a ese espejo de agua será una de sus primeras medidas de Gobierno.

El mensaje reafirma el voto de los ya convencidos dentro del amplio FpV, pero puede enfrentarlo con amplios sectores barilochenses, dispuestos siempre a apoyar la ilegal apropiación del lago por parte del magnate inglés Joe Lewis y, a renglón seguido, pedir represión y bala para las comunidades mapuches que osen recuperar su territorio.

Soria en el ingreso a Lago Escondido

Desde el entorno del Intendente aseguran que la movida al lago Escondido, surgió de su propia “convicción”.

Más allá de la motivación, le augura la nacionalización de la elección provincial, ya que el reclamo por la apertura de un camino al espejo de agua siempre tiene impacto en los medios de Buenos Aires.

Juntos Somos Río Negro y el Frente para la Victoria tienen estrategias y mensajes diferentes para Bariloche, pero una lamentable coincidencia...

 

Prontuariados: ese oscuro objeto del deseo

 

El submundo de la política está habitado por lúmpenes, personajes que, por sus prontuarios, no podrían ganarse la vida en otros ámbitos, como lo hacen en los márgenes oscuros partidarios o de Gobierno.

Sin embargo, revisten algún tipo de beneficio a la dirigencia política tradicional.

Sólo así se explica que el Gobernador Weretilneck, por ejemplo, insista en su relación con su funcionario preferido en la delegación Bariloche del ministerio de Desarrollo Social, Alejandro “Taca” Nahuelquin.

Varias veces acusado y procesado por hechos violentos, purgó responsabilidades por integrar bandas delictivas.

Weretilneck junto a Nahuelquin

Además, fue recientemente mencionado como intermediario en la irregular venta de un terreno en la preciada zona de Villa Lago Gutiérrez, donde los intereses del mercado inmobiliario se ligaron a la actividad delictiva para la protección de lotes tomados.

En 2017 Weretilneck dejó en manos de Nahuelquin el armado y organización del acto de cierre de la campaña electoral legislativa. El acto se desarrolló en Bomberos Voluntarios y fue un show de clientelismo, presión a los clubes barriales para que aporten “militancia”, distribución de dádivas, etcétera.

Algunos días después, Juntos Somos Río Negro recibió una paliza electoral en Bariloche y el resto de la Provincia.

Ahora, según fuentes del partido de Gobierno, nuevamente el funcionario de Desarrollo Social organizará un acto para impulsar la candidatura a la re-re.

No es el único caso.

También, y sólo por las dinámicas internas de los partidos, puede entenderse que Soria haya ubicado en su lista de candidatos a legisladores del FpV a una persona con un extenso prontuario ligado a hechos delictivos.

Se trata de Claudio Thieck, número 14 en la lista de legisladores por representación poblacional.

Thieck junto a Soria

Fue juzgado y absuelto por un violento e histórico robo al Banco de Chubut en El Maitén, en 2005. Dos años después el hecho fue juzgado. Para Thieck la fiscalía había solicitado 27 años de prisión. Pero no fue posible una condena, por falta de pruebas. Sin embargo, en Bariloche Thieck se ufana de haberse llevado el botín del robo.

También fue judicializada su participación en millonarias operaciones inmobiliarias.

Desde hace algún tiempo incursiona en la interna del Partido Justicialista de Río Negro, y se convirtió en promotor del desembarco del Frente Renovador de Sergio Massa en la Provincia. Concurrió a varias reuniones con el dirigente de Tigre y publicó fotos a su lado.

Ahora, consiguió un lugar en la lista de candidatos del Frente para la Victoria.

¿Nahuelquin y Thieck están inhabilitados para ser funcionarios, punteros o candidatos? No. ¿Es necesaria su participación e inclusión en las estructuras de Gobierno o partidarias? Tampoco. Un entramado no verbalizado de necesidades mutuas, explica la situación.

Nos acompañan
#Auspicios #Apoyos