Gennuso alquiló maquinaria por 3 millones de pesos a empresa cipoleña quebrada y denunciada por lavado de dinero

La firma OPS fue declarada en quiebra por la justicia, tiene sus bienes embargados y es investigada por presunto lavado de dinero. Sin embargo, el Intendente de Bariloche le alquiló maquinaria sin pasar por una licitación. “Con una inversión menor se podría reparar la maquinaria del Municipio”, aseguran los empleados.

27/02/2019
Bariloche

 

El pasado miércoles 20 de febrero, Gustavo Gennuso rubricó la Resolución Nº 582-I-2019 autorizando el pago de 3.121.800 pesos a la empresa foránea OPS S.A.C.I., por el servicio de alquiler, sin chofer, de 5 motoniveladoras, 2 retroexcavadoras y 1 topadora. La contratación se realizó en forma directa, omitiendo el llamado a licitación correspondiente.

“Tras un informe de factibilidad de la Secretaría de Hacienda se avanzó en la contratación de un prestador que permitió hacer uso de la maquinaria con operarios municipales. Este punto revistió especial interés dado que las empresas locales que podían prestar el servicio no admitían un acuerdo de ese tipo”, justificó el Gobierno en la gacetilla de prensa difundida este martes.

Lo que la información oficial ocultó es la falta de compulsa de precios para realizar la operatoria y el nombre de la polémica empresa beneficiada con la contratación directa: OPS, especializada en servicios petroleros. En diciembre, el Juzgado 31 -de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial- declaró su quiebra, le inhibió los bienes, clausuró sus domicilios, dispuso el secuestro de maquinarias y ordenó la interdicción (“prohibición o privación de un derecho impuesta por la autoridad judicial”, según la definición) de salida a sus responsables hasta el 27 de febrero de 2020. Debía 800 millones de pesos a la AFIP, entre otros acreedores.

En 2016, una investigación periodística del Diario Río Negro señaló un crecimiento patrimonial de la empresa del 2.500 por ciento, con millonarios contratos con el Estado nacional. El matutino presentó a Mario Cifuentes como “Empresario K”, con vínculos cercanos al gobierno anterior.

Los diputados del PRO, Leandro López (Neuquén) y Sergio Wisky (Río Negro), oficializaron ese año una denuncia penal contra OPS por lavado de dinero y sus vínculos con el kirchnerismo, que tomó repercusión en los medios nacionales. En esa causa declaró -y la justicia lo cobijó con la figura de testigo protegido- Jorge Cifuentes, hermano de Mario.

Mario Cifuentes

En septiembre del año pasado, Jorge denunció que Alberto Weretilneck recibió bolsos con dinero para la campaña 2011, en la Ruta 22. “Mario Cifuentes y Weretilneck se fueron con el bolsito en un auto. Mi hermano no ha dejado de ser una víctima de los políticos”, dijo en un reportaje a AM 550 de Neuquén.

La contratación resuelta por Gennuso -sin licitación y por más de 3 millones de pesos-, de una empresa que no está radicada en la ciudad, con pésimo antecedente comercial y denunciada por lavado de dinero y aportes de campaña, no pasó desapercibida entre los trabajadores del Corralón y los encargados de la flota de camiones municipales. Algunos de esos empleados -que prefirieron no dar sus nombres- explicaron a En estos días que “no quieren arreglar las máquinas del Municipio, pero sí alquilan afuera a una empresa”. Detallaron que con una inversión menor “se recupera la maquinaria que tenemos en el Municipio, y que después quedan para otros trabajos, en lugar de alquilar máquinas que después se van a llevar”.

Ex oficinas de OPS en Neuquén

La gacetilla de la Municipalidad destacó que la comuna “contará además con dos retro excavadoras, un camión cisterna de combustible y una estación móvil para el mantenimiento de la maquinaria”.

Lo que la información oficial no dice es que la empresa a la que se alquiló la maquinaria se encuentra en quiebra, con sus bienes inhibidos, y denunciada por corrupción.