Comienza el segundo juicio por el caso Atahualpa

Con más de 30 testigos inician este viernes las audiencias del segundo juicio por el asesinato del joven Atahualpa Martínez Vinaya. A pesar del pedido de la familia, el Consejo de la Magistratura aún no resolvió la situación de los fiscales y del juez que tuvieron a su cargo la primera investigación.

01/03/2019
Viedma


 

Este jueves el  Consejo de la Magistratura de la Primera Circunscripción judicial, por  pedido de su presidente, Ricardo Apcarian trató un recurso presentado por quien fuera la fiscal del caso en la primera investigación, Daniela Zágari, para apartar al sumariante, Adrián Casadei, alegando que éste habría proferido una opinión anticipada, lo cual atentaría contra su derecho de defensa en la investigación que se lleva adelante por mal desempeño en la investigación del asesinato.

Para la familia de  Atahualpa esta situación implicaría una medida más de dilación del proceso. “Llegamos al juicio sin que Zágari, Reussi y Falca sean juzgados por su impericia. Lo que se pretende es que, de ser condenados los tres acusados del crimen, la defensa de quienes fueron los responsables de la impunidad, será que tan mal no hicieron las cosas”, dijo Laura Vinaya, prima de Atahualpa.

El Consejo de la Magistratura rechazó el planteo de Zágari y solicitó que finalmente el sumario ingrese formalmente para definir si se pide o no el juicio político a los tres funcionarios. Para ello volverán a reunirse entre el 12 y el 14 de marzo. Si deciden avanzar en ese sentido, deberán enviar el expediente a la Procuración General de la Provincia, donde el Procurador, Jorge Crespo, decidirá si acusa o no. Para ello cuenta con plazo mínimo de 10 días y máximo de dos meses.

Entre tanto continuará en desarrollo el debate oral y público para determinar quiénes fueron los responsables materiales del asesinato del joven. Para el juicio se prevén ocho audiencias durante las que brindarán su testimonio unas 35 personas. Para el 22 de marzo se esperan los alegatos finales.

 

Casi 11 años de lucha

Atahualpa Martínez fue asesinado el 15 de junio de 2008, pero recién en 2014 fueron llevados a juicio los tres acusados: Felipe Carrasco; Belén Fernández Barrientos y Carlos Morales Toledo. En esa oportunidad, el Tribunal presidido por el ex juez Juan  Bernardi los absolvió al no encontrar pruebas suficientes.

 

 

 

La familia del joven batalló por años para declarar nula la primera instrucción, y finalmente la Corte Suprema de Justicia de la Nación anuló el juicio, pero no la investigación, en 2017.

Por esa razón, este segundo juicio volverá a sentar en el banquillo a las mismas personas, pero en esta oportunidad con nuevas pruebas y testigos.

A los funcionarios judiciales Daniela Zágari, Ricardo Falca y Carlos Reussi se les reprocha haber actuado con impericia en diferentes instancias y con diversos grados de responsabilidad.

Daniela Zagari fue la fiscal que desde el primer día llevó adelante la investigación y una semana después, fue subrogada por el fiscal (ahora jubilado) Ricardo Falca, cuando ella debió ausentarse de la ciudad por razones de trabajo.

En esa primera semana, no se realizó una pericia importante: el allanamiento al boliche Miloca, último lugar donde se lo vio al joven antes de que su cuerpo fuera encontrado en un descampado.

El juez de instrucción de esa causa fue Carlos Reussi,  a quien se le señala en principio haber negado la autorización para el allanamiento del local bailable, entre otras decisiones.

 

Julieta presente

La madre de Atahualpa, Julieta Vinaya, falleció en octubre pasado debido a una serie de afecciones de su salud, tras una década de injusticias. Ella  se fue pidiendo saber la verdad sobre la muerte de su hijo y este viernes, cuando inicie el debate oral y público, la familia y las organizaciones sociales estarán presentes en el Auditorio del Poder Judicial, recordándola.