Sergio Maldonado se presentó como querellante en la causa por la filtración de las fotos de Santiago

El hermano del joven desaparecido y fallecido en un contexto de represión de Gendarmería, busca participar del expediente que tiene como imputado a un médico policial. Pidio reabrir la causa por la “desaparición seguida de muerte” de Santiago.

08/03/2019
Chubut

Sergio Maldonado

Para la Justicia está parcialmente comprobado que el médico de la Policía Federal, Werter Aguiar, sacó y filtró las fotos del cuerpo de Santiago Maldonado.

El hecho ocurrió el 17 de octubre de 2017, día del hallazgo del cuerpo, en una zona del río Chubut que ya había sido rastrillada.

En el Juzgado Federal de Esquel -que conduce Guido Otranto- se instruye esa causa en la que está imputado Aguiar.

Para la Fiscal Silvina Ávila fue el médico policial quien tomó las imágenes y las difundió. Un día después, cadenas de whatsapp y algunos medios se hicieron eco y reprodujeron las fotos.

Ese accionar derivó en la presentación de una denuncia y la apertura de un expediente, al cual ahora Sergio Maldonado se presentó como querellante.

La Fiscal ya solicitó la elevación a juicio oral de la causa, ya que, “tras analizar casi una veintena de elementos de prueba” está comprobado que Aguiar incumplió su obligación legal de guardar secretos, derivada de su doble función de médico y funcionario policial.

La comparación de imágenes permitió demostrar que las fotos filtradas fueron tomadas por Aguiar, ya que el resto del personal se encontraba en lugares y ángulos diferentes en relación al cuerpo de Santiago.

Para la Fiscalía, “el derecho a la intimidad quedó vulnerado”, y por ese motivo avanzó en el pedido de elevación a juicio oral.

 

Paralelamente, Sergio Maldonado brindó una entrevista al periodista Francisco “Nano” Peralta, en al que pidió que se “reabra la causa” y “una comisión independiente” lleve adelante una nueva investigación.

La familia de Santiago presentó una apelación a la decisión del Juez Gustavo Lleral de cerrar la causa por la “desaparición seguida de muerte”, pero hasta el momento la Justicia no resolvió el pedido.

“Eso fue el 29 de enero y se hace medio eterno”, explicó Sergio, “estuvimos cuatro horas aproximadamente planteando distintos puntos, tanto nosotros como familia como a su vez las otras cuatro querellas. Todas las presentaciones fueron diferentes para no superponer puntos. Cuatro horas exponiendo todas las irregularidades que hubo en la causa. Sería como para que sí o sí la tengan que reabrir e investigar. Porque por ejemplo, algo tan simple como la reconstrucción de lo que pasó el 1 de agosto de 2017 no se hizo. O sea que intentan cerrar una causa cuando no hay ni siquiera una reconstrucción de los hechos”, indicó.

Además, enumeró que en el inicio de la causa “faltó que declaren tres testigos. No se recibió el peritaje del llamado telefónico. No se peritaron teléfonos como el de (Pablo) Noceti. No se ampliaron los puntos de pericia que nosotros pedíamos… Un montón de cosas con lo que no podrían siquiera intentar cerrar la causa. Todo lo contrario. Por eso es que siempre pedimos el grupo de expertos independientes”.

Y planteó que “creemos que con todo lo que hay tendrían que reabrir la causa y empezar a investigar. En el caso de no ser así nos presentaremos en queja, después iremos a la Corte Suprema y por último iremos a un tribunal internacional. Con toda la información que hay creo que no haría falta llegar a esa instancia, tendría que resolverse antes”.