# ¿QUIÉN MATÓ A RAFAEL NAHUEL?

Fausto Jones Huala recuperó su libertad

Uno de los dos testigos principales del asesinato de Rafael Nahuel fue sobreseído en la causa por usurpación y, en un juicio abreviado, acordó una pena en suspenso por el delito de “atentado a la autoridad”. Quedó establecido que no utilizó armas de fuego. Así, se cae el relato del enfrentamiento.

15/03/2019
Bariloche

Fausto Jones Huala (foto archivo Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

Fausto Jones Huala ya está libre. El joven mapuche, testigo central del asesinato estatal de Rafael Nahuel, se había presentado este jueves ante las autoridades judiciales, y en un juicio abreviado fue sobreseído por el delito de “usurpación”, mientras que se le estableció una pena de seis meses de prisión en suspenso en el delito del “atentado a la autoridad”.

Un dato central surge de este último hecho: quedó establecido en la resolución judicial que Jones Huala no utilizó armas de fuego contra los integrantes del grupo Albatros. Se cae de esta forma el relato sobre la existencia de un enfrentamiento.

Jones Huala reconoció haberse enfrentado con piedras a los uniformados, y de allí surge la pena en suspenso por el “atentado a la autoridad”.

Tal como adelantó este medio -y se incluyó en el libro “Silenciar la muerte - Crónica e investigación sobre la vida y asesinato de Rafael Nahuel”- el relato del enfrentamiento fue edificado por el Ministerio de Seguridad a partir de un audio de whatsapp del Oficial Principal Pablo Rubén Berra, jefe del operativo de los Albatros que el 25 de noviembre de 2017 concluyó con el asesinato de Rafael Nahuel.

Ese audio fue enviado por Berra minutos antes que se le secuestre el teléfono celular. Un día después, el 26 de noviembre de 2017, la ministra Patricia Bullrich dio por cierta la versión y repitió la teoría del enfrentamiento, a pesar de la ausencia de pruebas que la sustenten.

Jones Huala había sido procesado a principios de enero por el Juez Federal Leónidas Moldes, quien además le dictó la prisión preventiva. Desde mayo de 2018 se encontraba “prófugo” para la Justicia. Pero este jueves se presentó, y luego de un juicio abreviado -que se concretó en apenas 24 horas y con la representación legal del abogado Matías Schraer- recuperó su libertad.

Pocos minutos después emitió un comunicado, en el que detalló que fue “sobreseído del cargo por usurpación y de la absurda posibilidad de que me juzguen por atentado contra el orden constitucional. Esto fue descartado por la Justicia”.

El joven mapuche -hermano del lonko de la pu lof en Resistencia Cushamen, Facundo Jones Huala- explicó: “Lo único que he reconocido y aceptado es que me defendí con lo que tenia a mano del feroz e injustificado ataque del grupo de elite albatros que mataron a Rafael Nahuel”. Y aportó un dato fundamental: “También quedó descartada la teoría de que hubiera utilizado armas de fuego, quedando claro que se trató de un invento para justificar un inexistente enfrentamiento armado”.

“La decisión de presentarme ante la Justicia fue mía -agregó Jones Huala- ya que estoy convencido de mi inocencia y así quedó demostrado. Agradezco a quienes me apoyaron en mí decisión y espero que quienes no lo hicieron puedan comprenderme”.

El joven mapuche explicó que su libertad “se logró porque no existen pruebas” en su contra, “sólo hay relatos y construcciones que buscan criminalizar al mapuche para disciplinarlo y así intentar que no luchemos por lo que nos corresponde como pueblo nación”. 

Y concluyó: “Ahora puedo contar nuevamente con mi libertad, contar mi verdad de cómo fueron las cosas, montaña arriba. Lo único que quiero es que se sepa quién mató a Rafael, y que como mapuche que somos sigamos apoyando y reivindicando a nuestras autoridades ancestrales pu Machi pu lonko pu weichafe”.