Vecinos confirman contaminación fecal en el río Negro

Ante la negación por parte de los Gobiernos provincial y municipal sobre la contaminación peligrosa del río Negro, un grupo de vecinos de Viedma y Carmen de Patagones hicieron sus propios estudios químicos. El resultado es contundente.

31/03/2019
Viedma

Balneario del río Negro analizado por los vecinos

A través de un informe bacteriológico riguroso, los vecinos de la Comarca Viedma - Carmen de Patagones demostraron que el agua y la arena de uno de los balnearios más concurridos de la capital provincial, el Barco Hundido, están contaminadas con material fecal. Según detallaron se trata de bacterias entéricas, que habitan en el intestino humano y en los animales de sangre caliente.

El informe técnico de 180 páginas fue realizado por tres laboratorios diferentes ubicados en la Provincia de Río Negro -los mismos que utilizan la Autoridad Jurisdiccional de Cuencas y el Departamento Provincial de Agua-, y presentado a la comunidad y ante las tres Defensorías del Pueblo (nacional, provincial y municipal) a fin de que se tomen medidas preventivas tanto en el vuelco de los efluentes cloacales (que llegan al río a través de un desagüe pluvial) como del uso recreacional del espacio.

En el trabajo, que incluyó muestreos en diferentes momento durante los meses de diciembre, enero y febrero, se siguieron protocolos internacionales y todas las acciones fueron notariadas por una escribana pública.

 

Se evaluaron dos de los indicadores de contaminación de origen fecal más usados a nivel mundial -explica el informe- para la detección de escherichia coli y enterococos. Pero además se fueron registrando de manera audiovisual y fotográfica el volcado directo hacia el río, que se produce a través del desagüe pluvial que se ubica en la intersección de Avenida Costanera y Boulevard Ayacucho, sobre el balneario mencionado.

Andres Di Leo, ingeniero en Recursos Hídricos e integrante del Movimiento Autoconvocado de Vecinos de Viedma Patagones, explicó a En Estos Días que en las muestras de agua y arena -que él mismo tomó- encontraron bacterias presentes de materia fecal “si uno encuentra esas bacterias, 100 por ciento que hay contaminación de origen fecal”.

Reprochó además que el Departamento Provincial de Agua (DPA), responsable de hacer los mismos estudios para luego recomendar la habilitación o no de los balnearios, solamente toma muestras (o informa) sobre una clase de bacteria coliforme.

 

También se realizaron muestreos en los barrios Ceferino (conocido como 1016) y San Martín, que están conectados al desagüe pluvial mencionado “en la temporada estival fui entre 20 y 30 veces al barrio y encontré siempre desbordes cloacales”, afirmó.

“Hicimos el estudio en el balneario Barco Hundido porque desde hace años se está descargando permanentemente los líquidos crudos del barrio, ya que esos desbordes se infiltran a través de las bocas de tormenta y están conectados al desagüe pluvial”, detalló.

Recordó además que las veces que tomó las muestras de agua y arena, “a menos de 20 metros de donde se descargan los líquidos había 600 chicos de la colonia de vacaciones municipal jugando en el agua”.

Los Vecinos Autoconvocados, explicó Di Leo, no pretenden generar alarma sino conciencia por parte de todos los organismos intervinientes -Ministerio de Ambiente, Departamento Provincial de Agua (DPA), Municipalidad- sobre el peligro para la salud pública que representa la contaminación bacteriológica.

María Ester Norval, también integrante del grupo de vecinos explicó que “el DPA presentó análisis que para nosotros son parciales y no están tomados en el lugar mismo de balneario donde hay una descarga continua. Esta contaminación está también en las arenas donde juegan los chicos, incluso quienes no se bañan pueden estar en contacto con esta contaminación”.

 

Desde la agrupación están promoviendo actividades de cuidado y concientización, como eventos al aire libre en inmediaciones del río o incluso la limpieza de los balnearios. Planean además realizar estudios similares en las costas de Carmen de Patagones.

“Como vecinos sabemos que tenemos derechos, a la salud, a un ambiente sano. Esta presentación la hicimos porque nadie se hacía cargo y por eso decidimos ir por un estudio técnico que nadie pudiera desacreditar, como lo han hecho funcionarios”, detallaron.

“Mientras tanto, hasta que las autoridades reaccionen, no podemos quedarnos esperando que las cosas sucedan”, concluyeron.