El futuro del Catedral, en el centro del distanciamiento Weretilneck-Gennuso

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) debe definir sobre la cautelar que pone límites al acuerdo entre el Municipio de Bariloche y la empresa CAPSA. Una nueva recusación a los jueces postergará la resolución. El quiebre político entre el Gobernador y el Intendente encuentra una explicación en la prórroga contractual de facto que intentó Gennuso.

11/04/2019
Bariloche

 

El Superior Tribunal de Justicia mantiene en el máximo hermetismo el resultado de la votación nominal que definirá el futuro del vínculo entre la Municipalidad de Bariloche y la empresa que explota los medios de elevación, Catedral Alta Patagonia (CAPSA).

La comuna suscribió un acuerdo con la empresa prorrogando sin licitación la concesión, y tras un complejo proceso que incluyó una audiencia pública en la que una amplia mayoría de vecinos e instituciones rechazaron el convenio, el Concejo Municipal avaló el beneficio para el privado.

Ese contrato establece que CAPSA podría quedarse manejando el cerro Catedral hasta el año 2056 y realizaría una inversión cercana a los 22 millones de dólares.

El tema se judicializó a partir de la presentación realizada por vecinos que se oponen a la perpetuación de la empresa sin licitación, y cuestionan el proyecto de desarrollo inmobiliario en las tierras del cerro.

El planteo fue admitido por la Justicia Civil, y llegó apelado por el Municipio al STJ.

De acuerdo a los plazos establecidos, la fecha tope para la emisión del último voto del máximo órgano judicial era el próximo 16 de abril, y correspondía a Sandra Filipuzzi, quien subroga al recusado Enrique Mansilla. La votación hasta ahora no estaría definida, se analizó los últimos días en los ámbitos políticos, desde donde miran de reojo el comportamiento del STJ.

Pero el fallo podría sufrir una nueva postergación, ya que el legislador Alejandro Ramos Mejía (FpV) presentó una nueva recusación, en este caso contra los otros cuatro integrantes del máximo tribunal.

Argumentó Ramos Mejía que se trata de los mismos jueces que habilitaron la re-relección de Alberto Weretilneck que luego frenó la Corte Suprema de Justicia de la Nación; y dejó entrever una connivencia política entre el STJ y el Ejecutivo provincial.

Los jueces Ricardo Apcarián, Adriana Zaratiegui, Liliana Piccinini, y Sergio Barotto ya emitieron su voto, y en caso que las recusaciones prosperen, quienes los reemplacen deberán volver a analizar la causa y expedirse.

Todo ese proceso llevará varios meses.

Mientras tanto, este miércoles el diario Río Negro informó que el Intendente Gustavo Gennuso estaría analizando no firmar la prórroga contractual a CAPSA, a pesar de haber sido su principal impulsor desde el momento mismo de su asunción como jefe comunal.

De hecho, Gennuso sufrió un duro desgaste político a principios de 2018 cuando se sobreexpuso en defensa del acuerdo de entrega del cerro a CAPSA.

El tema provocó un distanciamiento entre el Gobernador Weretilneck y el Intendente. En la Provincia desconfían de las motivaciones que tuvo Gennuso para acelerar el proceso, y manejarlo de la forma que lo hizo.

El Gobernador mantiene, desde hace más de una década, un fuerte vínculo con el grupo empresarial Vía Bariloche -propietaria de CAPSA-, y sin embargo, cuestionó puertas adentro de la sociedad política con Gennuso la metodología y los tiempos del intento de perpetuación de la empresa en el cerro.

Un dato extra: en 2018 la ahora Gobernadora electa, Arabela Carreras, hizo escuchar internamente su voz discordante con el proyecto, más allá del apoyo público que, por verticalidad, pudo haber expresado.

La información del diario Río Negro sobre la posibilidad de que Gennuso no firme la ampliación contractual -una vez resuelto el paso judicial- sorprendió en ámbitos provinciales. “Es una operación”, analizaron fuentes del Gobierno, y la enmarcaron en la disputa por los apoyos a las candidaturas para la Intendencia.

Juntos Somos Río Negro, el partido del Gobernador, no apoyará el intento de reelección de Gennuso, y ya moldea un candidato propio. La “filtración” en el diario sobre la supuesta posición de Gennuso en torno al cerro podría ser la “respuesta” a esa definición política, se evaluó este miércoles en el entorno del Gobernador.

Y se admitió que el tema “desde fines de 2017” provocó un distanciamiento entre el mandatario provincial y el jefe comunal.