El Municipio está incomunicado por falta de pago

Por una deuda de 2,6 millones de pesos, le cortaron el servicio de telefonía fija, móvil e internet. El Gobierno Municipal pretendía compensar la suma con una tasa que Telefónica Argentina cuestionó judicialmente.

12/04/2019
Bariloche

 

 

Todos los teléfonos fijos y los celulares corporativos de funcionarios y técnicos están “temporalmente inhabilitados para recibir comunicaciones”. Entre los incomunicados están los prestadores de sensibles servicios, como los Centros de Atención Territorial, las delegaciones, o las operadoras de la Casa Refugio para mujeres víctimas de violencia de género.

También se encuentran impactadas las áreas administrativas, que además de verse incomunicadas telefónicamente, se encontraron con la imposibilidad de acceder a internet, servicio indispensable para la gestión de numerosos trámites. “Al día de la fecha registramos facturas impagas en su cuenta” es la leyenda que, invitando a regularizar la situación, se plasma en cada monitor de todas las dependencias municipales.

El nudo del conflicto entre el Gobierno Municipal y la prestadora del servicio está relacionada con el reclamo judicial de Telefónica (entre otras empresas), que considera inconstitucional la Ordenanza impulsada por Gustavo Gennuso, en 2016, para regular –y cobrar- por el emplazamiento de antenas.

El Gobierno pretendía que los 2,6 millones de pesos que la institución adeudaba por el servicio –según informó oficialmente la comuna en gacetilla de prensa-, se descuenten de los 5,4 millones de pesos que la firma no tributó por el régimen judicializado. Fracasadas las negociaciones, Telefónica interrumpió el servicio.

La empresa niega la legitimidad del tributo, por lo que aceptar la compensación implicaría un reconocimiento. No es la única firma que la objeta: Diego Quintana, secretario de Hacienda de la comuna, admitió en la Audiencia Pública por el presupuesto que la cobrabilidad de la judicializada tasa era prácticamente nula. Por lo que el Gobierno impulsó una modificación de la norma, que se aprobó en marzo, para desactivar la resistencia con adecuaciones del capítulo tributario.

De hecho, desde hace años, parte del servicio de telefonía se compensa con la Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene. El propio Gennuso firmó hace sólo 2 semanas la Resolución N°1011-I-2019, dando continuidad al proveedor por todo 2019 y autorizando que se le descuente de las facturas 1,6 millones de pesos de la TISH adeudada entre octubre y diciembre de 2018.

Desde la comuna, responsabilizaron del fracaso de las negociaciones a la empresa,  por no abonar los 5,4 millones de pesos acumulados por la tasa por verificación de las 18 antenas instaladas en el ejido municipal. De ese monto, 1,8 millones de pesos corresponden a Telefónica y 3,8 millones a Movistar.