# EL DERECHO A LA TIERRA

Vecinos de la toma 2 de enero piden al municipio que expropie las tierras

Unas 200 familias iniciaron una toma de terrenos a principio de año. Ahora reclaman que se expropien los lotes que ocupan para luego poder comprarlos. Este martes llevaron el reclamo al Concejo Municipal.

16/04/2019
Viedma

 

Los vecinos de la toma 2 de enero llevaron este martes su  reclamo al Concejo Municipal, luego de varios intentos infructuosos en la Municipalidad y el gobierno provincial.

La ocupación ocurrió a comienzos de año, en inmediaciones del Loteo Silva, uno de los sectores más carenciados del ejido municipal.

 Unas 200 familias viven allí de manera precaria, sin ningún servicio, en la que se convirtió en la séptima toma o asentamiento irregular en la capital provincial en aproximadamente una década.

Durante los días previos a las elecciones provinciales, un puñado de esas familias llevaron su reclamo al Ministerio de Gobierno y hasta plantaron un acampe frente a casa de Gobierno. No obtuvieron respuestas.

En la sesión del martes, en el Concejo Deliberante local, volvieron a presentarse para solicitar a los ediles que formulen una ordenanza para la expropiación de esas tierras, para loteo y venta de las mismas. Fueron escuchados pero no recibieron ninguna respuesta.

“Ningún organismo del gobierno se hizo presente para darnos una mano  y velar por la necesidad de los niños y los adultos mayores. Di Giacomo (Ministro de Gobierno) se había comprometido a mandar a la gente de Desarrollo Social, para hacer un relevamiento, pero aún los estamos esperando”, dijo Daniel Pérez, uno de los vecinos a En Estos Días.

Luego cuestionó que el vice gobernador, Pedro Pesatti, se comprometiera en campaña a expropiar tierras para el Parque Industrial. Un proyecto de ley que ingresó recientemente a la legislatura con acuerdo de ministros, lo que garatiza su aprobación automática..

 “Si se puede expropiar allá que es para privados, por qué no acá que es para la gente”, dijo en referencia a la falta de respuestas oficiales. Además aseguró que la familia Silva, propietaria de las tierras, tiene intenciones de vender.

Los vecinos pretenden que el gobierno expropie los terrenos y se los venda de forma accesible, para así poder formalizar el barrio y acceder a los servicios esenciales.

En el año 2018, los integrantes de organizaciones de trabajadores como la CTEP y el Movimiento    realizaron el relevamiento para el Registro Nacional de Barrios Populares, a través del Conicet y la UNRN, habían detectado a más de 2300 personas viviendo bajo este manto de precariedad en la capital provincial. Cada día son más.

“hay abandono de persona por parte del municipio. Por eso los vecinos de manera pacífica, como lo hicimos siempre, vamos a seguir reclamando. Necesitamos que sepan, que vean y que no nos callen con su ausencia”, advirtieron.