# CERRO CATEDRAL

El Superior Tribunal rechazó la recusación y resolverá sobre la concesión a CAPSA

El máximo órgano judicial de la provincia resolvió este miércoles rechazar la recusación “por falta de imparcialidad” interpuesta por el legislador Alejandro Ramos Mejía hacia los jueces del Tribunal. Dijeron que los argumentos son “genéricos, absurdos y temerarios”.  Resolverán ahora sobre la procedencia o no de la firma del contrato con CAPSA.

18/04/2019
Viedma

 

 

El proceso inició con la medida cautelar que la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Bariloche dictó en abril del año pasado y que implicó un freno al acuerdo para la firma del contrato de prórroga por 30 años de la concesión del cerro Catedral entre el intendente Gustavo Gennuso y la firma Capsa, propiedad de la familia Trappa, en un escenario de fuerte oposición popular.

La Municipalidad apeló la medida, y el Superior Tribunal de Justicia de la provincia fijó, en primera instancia, el 16 de abril como fecha límite para el cuarto voto que definiera la procedencia o no de la Cautelar.

No obstante el 1 de abril pasado el legislador Alejandro Ramos Mejía recusó “por falta de imparcialidad” a los cuatro jueces del Superior Tribunal, Sergio Barotto, Liliana Piccinini, Adriana Zaratiegui y Ricardo Apcarian para resolver sobre la apelación municipal, razón por la cual la votación debió ser pospuesta frente al planteo.

 

Legislador Alejandro Ramos Mejía

 

Entre los motivos esgrimidos por Ramos Mejía figuraron “razones de decoro y delicadeza”, fundamentadas en que los jueces fallaron a favor de la re reelección del gobernador Alberto Weretilneck en competencia para las elecciones provinciales del 7 de abril.

El legislador señaló además que “Es evidente que en este marco de situación los jueces del STJ perdieron ecuanimidad y el norte, perdieron la independencia con la que deben de obrar conforme manda la Constitución de la Provincia de Río Negro, y no pueden brindar las garantías mínimas para dictar un fallo justo”.

Ramos Mejía sostuvo que los jueces no podían ofrecer “independencia y ecuanimidad” para emitir su fallo. Dijo que “el Gobernador está asociado políticamente al Gobierno Municipal”, y que por lo tanto se “estima evidente que será beneficiado”.

La respuesta se conoció este miércoles cuando el máximo órgano judicial de la provincia resolvió rechazar “in limine” el planteo de Ramos Mejía. Los jueces interpretaron que la recusación debía “ser desestimada por su evidente y manifiesta extemporaneidad”.

Señalaron la “liviandad y generalidad del planteo efectuado”.

Calificaron de “libelo” la presentación hecha por el legislador, y a los argumentos planteados como “genéricos, absurdos y temerarios”.

 

 

Citando el Superior Tribunal jurisprudencia de la Suprema Corte consignó que: “Las causales de interés en el resultado del pleito y odio o enemistad deben tener apoyo en circunstancias objetivamente comprobables, con aptitud para justificar el apartamiento de los jueces por hallarse comprometida su imparcialidad. Esos extremos manifiestamente no concurren si quien formula tales alegaciones solo infiere una eventual animosidad, originada en hipotéticos acontecimientos futuros sobre la base de un artículo periodístico”.

Resuelto el rechazo “inmediato”, por “ausencia de fundamentación”, de la recusación, los jueces Apcarian, Zaratiegui, Piccinini y Barotto, podrán resolver -solo resta el cuarto voto- sobre la medida cautelar que hasta ahora detuvo la firma del contrato de concesión para la explotación del cerro Catedral en favor de CAPSA.