Allanamiento en UPCN por el conflicto en el IPAP

La sede de UPCN en Viedma fue allanada por la policía. Hay denuncias por amenazas contra una coordinadora. Trabajadores denuncian persecución política.

27/04/2019
Viedma

 

 

Las oficinas del gremio UPCN fueron allanadas este viernes a pedido de la fiscal Maricel Viotti Zilli por una supuesta amenaza de muerte por parte del secretario general del gremio, Juan Carlos Scalesi, contra una directiva del IPAP.

Sin embargo en medio del escándalo, que podría culminar con la formulación de cargos penales si se comprueban las denuncias, hay versiones cruzadas entre los trabajadores que aseguran que existe una persecución hacia los afiliados a UPCN de parte del gobierno.

El jueves a mediodía se produjo una discusión, por la cual la coordinadora general, Belén Álvarez Costa, realizó una exposición policial, asegurando que Juan Carlos Scalesi había irrumpido en su oficina, la habría insultado y hasta amenazado en su integridad física.

En la denuncia, se menciona además a tres trabajadoras, entre ellas a, María Eugenia Aicardi, coordinadora del secundario del IPAP, que es familiar directa de Scalesi,  quien además habría filmado el episodio. Ese video originó el allanamiento a las oficinas del gremio, donde secuestraron  teléfonos particulares y videos de las cámaras de seguridad.

Sin embargo, en diálogo con la prensa, Aicardi aseguró que los hechos no se desencadenaron tal como lo relató Álvarez Costa, sino que por el contrario, no hubo violencia, amenazas ni insultos.

“El presidente del IPAP me llamó días atrás y me dijo que me tenía que ir por cuestiones políticas. Que la representante de ATE en el directorio, Selva Sánchez, había pedido que yo me fuera porque estoy casada con el hijo de Scalesi”, relató la trabajadora.

A eso se sumó que el jueves desde la dirección del Instituto seis trabajadores fueron notificados de la baja de sus adscripciones, y el cese de sus tareas. Cuestión que provocó la presencia de Scalesi en el lugar y todo terminó en caos.

Para Omar Pizzio, Secretario de la Mesa Directiva del gremio, se trata de una persecución política “el objetivo es dejar a gente sin laburo, o casualidad, todos afiliados de UPCN . Hubieron intercambios verbales pero en ningún momento hubieron episodios de violencia”.

Durante el allanamiento no se permitió el ingreso ni egreso de ninguna persona a la sede gremial. Desde el Ministerio Público fiscal informaron que el operativo es parte de la investigación preliminar y que los secuestros del material se dieron “en función de las testimoniales recabadas, de dos teléfono celulares de sendas personas que habrían filmado la situación, prueba que podría resultar fundamental para determinar la veracidad de la denuncia”.

“El material obtenido será peritado por el área de informática del Poder Judicial y la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones de la Procuración General. A partir de allí, si el material recabado constituye prueba suficiente, se podrá solicitar la Audiencia de Formulación de cargos para proceder a las imputaciones formales iniciando así la Investigación penal preparatoria”, concluyó el comunicado de prensa.

 

Nos acompañan
#Auspicios #Apoyos